Enviar
Viernes 3 Febrero, 2012

La elección del contralor general de la República

Al estar próximo el nombramiento del contralor general de la República, que está por elegir la Asamblea Legislativa en mayo, se deberían tener en cuenta aspectos como su trayectoria en el sector público, si su actuar ha sido apegado a principios éticos y morales. Asimismo, el conocimiento de aspectos muy específicos del accionar de la Contraloría General como ente auxiliar de la Asamblea Legislativa en la fiscalización de la Hacienda Pública, tales como contratación administrativa, fiscalización presupuestaria, control interno, refrendo de contratos y convenios, estudios de auditorías operativas, financieras y de estudios especiales.
Es fundamental que el contralor o contralora sea visionario, que sea más pragmático que dogmático a efecto de que el control que realiza la Contraloría General de la República no se convierta en un fin en sí mismo sino en un medio para mejorar el accionar del sector público y combatir la corrupción.
Es fundamental que la Contraloría General evalúe la “Reestructuración Institucional”, y determinar si se logró un ente más eficiente para cumplir con tan importantes funciones, varias de ellas establecidas en la Constitución Política, como la fiscalización presupuestaria o lo dispuesto en su Ley Orgánica (Ley 7428), en el sentido de que la Contraloría General de la República es el órgano rector del ordenamiento de control y fiscalización superiores.
Es pertinente que se realice un amplio análisis sobre el esquema o estrategia de fiscalización que ha venido realizando y que se denomina “Fiscalización de segundo piso”, y que da más responsabilidad a las entidades respecto al control y si es el modelo más adecuado en la época actual.
Es fundamental analizar las razones por las cuales varios casos de corrupción no fueron detectados por el sistema de control formal, sino por la prensa y la sociedad civil, que deben jugar su papel.
Es fundamental que utilice en forma sistémica los cinco pilares de la fiscalización: presupuestaria (incluye planes anuales operativos, planes estratégicos y planes de largo, y el presupuesto como expresión financiera de los planes), contratación administrativa, estudios de auditorías, el sistema de control interno y el papel de las auditorías internas y realizar una fiscalización integral que involucre aspectos presupuestarios, financieros, de control interno, etcétera, y que permita analizar lo que la sociedad civil y los contribuyentes quieren saber, “si los fondos se están usando de conformidad con las leyes y regulaciones, pero sobre todo quieren saber si se están usando con eficiencia, eficacia y economía, y si los objetivos de los programas se están alcanzando.
Se debe dejar de aplicar lo que denomina el Dr. Miguel Sobrado “Controles de procedimientos y de formas, o controles de detalle”. Es necesario un control aplicado a resultados y una adecuada rendición de cuentas.
Finalmente, espero que en la elección del contralor general de la República, tome la Asamblea Legislativa una decisión que sea la mejor para el país.

Bernal Monge Pacheco
Consultor