Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



EDITORIAL


La educación es la clave

| Sábado 28 mayo, 2011




Es posible que hoy muchos estudiantes no elijan las ciencias exactas porque nunca recibieron adecuada formación básica ni motivación capaz de entusiasmarlos con ello

La educación es la clave

Con la reforma constitucional aprobada por la Asamblea Legislativa, que aumenta a un 8% de la producción anual del país lo que deberá dedicarse a la educación pública a partir de 2014, se ha dado el primer paso para lograr ese fin.
Para Costa Rica, como parece coincidir la mayoría, la apuesta por la educación es la base para lograr el nuevo salto que ha de darse a fin de continuar con buena nota en esa materia, tal como la que tuvo el país hasta hace algunos años a partir de decisiones tomadas en el siglo pasado y que dieron muy buenos frutos.
Sin embargo, el tema como sabemos no se reduce a la reforma constitucional ya lograda sino a que en la realidad pueda ser asignado y aprobado en los futuros presupuestos el incremento.
Por otra parte, no menos importante que todo lo anterior, es el tema de a qué se dedicará el presupuesto y cómo se harán los cambios necesarios para mejorar la calidad de la educación y evitar la deserción.
Costa Rica requiere, entre otras cosas, profesorado de alto nivel y capaz de motivar y entusiasmar a los estudiantes para que puedan escoger la carrera que deseen pero luego de haber tenido un adecuado acercamiento a todas las áreas, incluidas las ciencias exactas.
No se trata, desde luego, de llevar por la fuerza al estudiantado hacia áreas que no estén acordes con su vocación. Esto no daría el resultado esperado puesto que el mejor desempeño lo realiza quien puede trabajar en aquello que más disfruta.
Sin embargo, es posible que hoy muchos estudiantes no elijan carreras del área de las ciencias exactas porque nunca recibieron una adecuada formación básica ni una motivación capaz de entusiasmarlos con ello.
El tema es muy complejo y debe estudiarse a profundidad. Lo que no puede suceder, eso sí, es que se sigan postergando las acciones necesarias para que mejoren el nivel y la cobertura educativa en el país, además de colocar a todos los niños, desde la educación preescolar, en contacto y uso de las modernas tecnologías al servicio de la educación.