La cima es rojiamarilla
Olman Vargas celebra uno de los dos goles que le metió al Cartaginés; lo festeja Minor Díaz, autor del primero. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

La cima es rojiamarilla

Team se lavó la cara y regresó al liderato

Dicen que escoba nueva siempre barre bien, y es que el debut del entrenador César Eduardo Méndez no pudo ser mejor al ganar 3-0 en su estadio y darle el primer lugar a los florenses que fueron superiores en todas las líneas.

201403302326010.a55.jpg
“El Team” aprovechó una desconcentrada defensa brumosa que parecía estar pensando más en sus 12 partidos al hilo sin ganar. Al final se convirtieron en 13 por la poca capacidad de reacción que tuvo ante un Herediano ordenado en la cancha y que sabía a qué jugar.
El Cartaginés se vio temeroso y cometió muchos errores en salida, que fueron bien aprovechados por su rival que le hizo mucho daño por las bandas, especialmente Esteban Ramírez por la derecha y por la izquierda lo hizo José Luis Cordero, con quien va a soñar William Fernández, ya que no pudo contra las constantes arremetidas del florense.
Los ataques eran constantes y era cuestión de tiempo para que cayera la primera anotación que llegó de penal al 26' por obra de Minor Díaz. Todas las miradas en ese momento se dirigían al técnico Javier Delgado para ver cuál sería la reacción del equipo, y se pudo haber jugado otros 90 minutos y el fútbol del Cartaginés no tendría cambio alguno.
El segundo tiempo para los brumosos fue levemente mejor con la entrada del uruguayo Cardozo, sin embargo el medio campo de Herediano siempre mantuvo la pelota con Yosimar Arias con sus pases filtrados que lastimaron como veneno y al 51' Olman Vargas anotó de cabeza tras centro de Esteban Ramírez.
El técnico Eduardo Méndez con el 2-0 apostó por cambiar su planteamiento y dejó los ataques por los costados y colocó a José Carlos Cancela e Ismael Gómez que entraron de cambio y brindaron control de balón y mayor posesión con esa dupla de lujo.
En ese momento Heredia era segundo en la tabla, y ocupaba una anotación que lo ubicaría en la cima no por gol diferencia sino por mayor cantidad de goles anotados. Y este llegó cuando el encuentro agonizaba y fue Vargas nuevamente de cabeza quien sentenció y dejó cifras finales al partido.
El Rosabal vivió una noche redonda y ahora espera recibir a Belén que busca seguir alejándose de los puestos de descenso.

Walter Herrera
Para La República
@La_Republica

Ver comentarios