La ciencia del liderazgo
Enviar

Código Oficina

La ciencia del liderazgo

A nivel interno todas las personas tienen la capacidad para modificar su conducta y lograr mayor efectividad como líderes

Es común pensar que un líder nace con las cualidades para serlo y que además es su personalidad la que determina si va a ser bueno o no.
Sin embargo, a nivel científico se cree que cualquier persona puede llegar a serlo, sin importar su personalidad, ya que las habilidades que se necesitan pueden ser aprendidas, desarrolladas y explotadas por cualquier persona.

201308052307020.codd.jpg
Esto puede tener su explicación en el funcionamiento del cerebro, ya que este órgano funciona por medio de módulos de información, cada uno con diferentes funciones que ayudan a cada persona a adaptarse al entorno en el que vive.
“Algunos de esos módulos son los encargados de que el ser humano entienda su entorno cognitivamente, otros motivan a las personas a ser competentes dentro de cualquier entorno y están aquellos que indican cómo utilizar el poder”, aseguró el Dr. Robert Benfari, científico y profesor de la Universidad Harvard, quien estuvo de visita en el país.
El científico, que impartió un taller sobre “Estilos de Dirección y Liderazgo Empresarial”, afirma que en gran medida el liderazgo está determinado por el balance de estos módulos, a los cuales denomina “building blocks”.
“La manera como reaccionamos frente a situaciones problemáticas en una organización está basada en gran medida en el perfil o tipo de persona que somos (introvertidos o extravertidos, perceptivos o intuitivos, etc.). Algunos de nosotros resolvemos instintivamente las dificultades, pero la mayoría no. Sin embargo, todos poseemos internamente la capacidad para modificar nuestro estilo de liderazgo y llegar así a ser más efectivos en las interacciones con jefes, pares y subalternos”, comentó el científico.
La mejor cualidad que puede poseer un líder es saber dónde está, hacia dónde va y lo más importante es tener integridad, agregó Benfari.
Actualmente se ha dado especial énfasis a lo que se denomina neuroliderazgo, disciplina que intenta definir la base neuronal del liderazgo y de la gestión, y estudia los procesos cerebrales que explican la conducta (desempeño), la toma de decisiones, la motivación, la inteligencia emocional, la forma de relacionarse con otros, la inteligencia y aprendizaje individual y organizacional, entre otros factores, según una publicación de la Universidad Complutense de Madrid.


Daniela Granados
[email protected]

Ver comentarios