Enviar
La celeste huele a campeón
Uruguay vence a Perú y está a un paso de ganar la Copa América
Fiel a su estilo y aprovechando con acierto sus opciones de gol, Uruguay venció anoche 2-0 a Perú y se puso en la antesala para conquistar la Copa América que se juega en Argentina.
Dos anotaciones de Luis Suárez, en la complementaria, bastaron para despedir al conjunto de Sergio Markarian y colocar en la final al equipo que también sacó de la competencia al anfitrión.
En la primera parte el partido mantuvo el perfil cerrado y el olor a empate que ha caracterizado a los juegos en esta Copa América.
Uruguay se mostraba mejor, pero el equipo peruano respondía con los movimientos propios de quienes han estudiado muy bien a su rival; por ello, pese a que los uruguayos pretendieron acogerse a su principal arma, las acciones a balón parado desde los pies de Diego Forlán, siempre encontraron a un Perú bien ubicado, con Santiago Acasiete y compañía alejando el peligro de su meta.
El problema para los peruanos era su debilidad ofensiva; solo una acción de verdadero peligro, una que llevó Paolo Guerrero por la atacante izquierda y centró raso pero que Luis Advíncula no pudo “cazar” en el corazón del área charrúa.
Con el cero a cero ambos equipos se fueron al descanso, sabiendo que por la experiencia en esta Copa América, ese era un marcador traicionero, poco confiable y que podía desembocar en mucho, incluidos los alargues y los penales.
No obstante, muy pronto, en la complementaria, Uruguay aclaró la situación. Fue al 52 cuando los charrúas anotaron ese gol, que en partidos como este desahoga las acciones abriéndole los espacios a quien anota y poniendo en el filo de la navaja al que debe ir por el empate.
La anotación vino de un remate de Forlán de larga distancia, el arquero Raúl Fernández apenas pudo contener y Luis Suárez no lo perdonó.
Uruguay había encontrado la llave. Perú fue por el empate, tomó riesgos y muy temprano sufrió las consecuencias. Tan solo cinco minutos después Walter Gargano recupera un balón, se viene el contragolpe y Alvaro Pereira encuentra por el centro a Suárez, que dribla la salida del arquero inca y pone el segundo en el tablero.
La situación se complicó para el Perú. Un 2-0 ante un equipo tan cerrado como el charrúa olía a misión imposible para los de Markarian. Para peor de males, al 69’, Juan Vargas pierde la cabeza y deja a su equipo diezmado y la cuesta se hace más pesada para los peruanos que siguieron luchando, pero en vano para revertir su historia.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios