Enviar

Este año crecieron casi en un 600% los casos de dengue con respecto al mismo periodo de 2009

La campaña que hace falta

La fuerte temporada de lluvias en el país trae diversos riesgos a los costarricenses. Viviendas destruidas, zonas anegadas, puentes inhabilitados, derrumbes y otras consecuencias se suceden por la intensidad de las tormentas con grandes precipitaciones y descargas eléctricas.
Pero este año también enfrenta la población un fuerte incremento en los casos de dengue; estos crecieron casi en un 600% con respecto al mismo periodo de 2009 según lo han informado las autoridades de Salud.
Este problema, que crece en vez de solucionarse, se origina en varios aspectos, pero algunos de ellos no son controlables por parte de la población mientras que otro sí está en nuestras manos.
El que lleguen las lluvias, el que las personas que padecieron la enfermedad estuvieran con cierta inmunidad por unos años y luego esta se les acabara, volvieran a quedar vulnerables y en la segunda ocasión adquieran el dengue hemorrágico, son factores que no podemos evitar.
Pero el hecho de que el vector se multiplique sí podríamos evitarlo. Si se acabaran los vectores (mosquitos Aedes aegypti) se acabaría el dengue en Costa Rica.
¿Que es difícil de lograr? Puede ser, pero este país cuenta con una población con un grado de educación suficiente.
Ahora bien, no creemos que la población haya comprendido, por ejemplo, que si se vacía un recipiente que contenga agua (mascotas, floreros, etc…) y se vuelve a llenar con limpia, pueden permanecer en él, adheridos, los huevecillos que generarán más mosquitos porque para eliminarlos realmente se debe cepillar o frotar bien su interior antes de volver a llenarlo de agua.
Esto y otras cosas deberían ser parte de campañas que invadieran los medios de comunicación eficazmente, como sabe hacerlo la publicidad. La televisión, medio masivo que permite aprovechar la imagen y el sonido y que llega a zonas alejadas de todo el país, podría sumarse al esfuerzo patrocinando las campañas como parte de responsabilidad social empresarial.
Son las autoridades las indicadas para definir en cuáles puntos debe educarse a la población. Pero no cabe duda que si una campaña se diseña y difunde adecuadamente por el tiempo necesario rendiría sus frutos.
El costarricense comprendería que está atentando contra su propia salud por algo que no implica, por ejemplo, la dificultad de abandonar una adicción, sino tomar solo ciertas medidas de aseo en sus casas y comunidades. Pero esto debe asimilarlo a base de ejemplos audiovisuales y en detalles, no por medio de esporádicas indicaciones generales.
Ver comentarios