Enviar
Ricardo Taylor, director de América Móvil Costa Rica, habla sobre apertura celular
“La calidad será una obligación”
De ganar una de las tres frecuencias para operar en el país, América Móvil entrará de forma agresiva para conquistar al usuario, dice Taylor

De la mano del magnate Carlos Slim, América Móvil es un referente de la telefonía celular en el mundo. Con operación en 18 países y más de 200 millones de usuarios a nivel mundial, la telefónica tiene su apuesta firme en el mercado costarricense, a través de su marca Claro.
Aunque el proceso para elegir a los candidatos está en desarrollo, los responsables de la marca esperan ganar una de las tres licencias para competir.
La empresa ya tiene arraigo en el país, cuenta con oficinas y equipo de trabajo, incluso con la idea de expansión, pero esa fuerza deberá esperar hasta conocer el resultado de la concesión.
De entrada, aseguran cambios en el mercado en temas como cobertura, aspecto que el usuario exigirá porque será obligación de los operadores ofrecer llamadas de calidad, siendo una obligación y no un beneficio, explicó Ricardo Taylor, director general de América Móvil para Costa Rica.

¿Por qué Claro es un buen socio para el país?

Tenemos conocimiento del mercado latinoamericano, venimos con paquetes justos por precios asequibles y que se adaptan a la necesidad del consumidor.

¿Qué tienen planeado en caso de resultar favorecidos?

Queremos ser sumamente respetuosos del proceso que toma Costa Rica en esta materia. Por ello, resta paciencia hasta el momento en que sepamos si se nos aprobó la concesión.

¿Cuáles incentivos ofrecerán para convencer a los usuarios de probar sus servicios?

Daremos un servicio de primer mundo, con servicio al cliente de alta calidad, en el cual los usuarios no tendrán que esperar a que los atiendan. A cambio del dinero de los clientes, devolveremos un servicio de alta calidad.

¿Qué tipo de beneficios?

Tenemos socios para la parte comercial específicamente, por ejemplo, convenios con fabricantes líderes de equipos móviles. No puedo dar la receta, pero vamos a ser agresivos para conquistar al usuario costarricense, que ya de por sí es fuerte y exigente.

¿Qué más conocen del usuario nacional?

Que aprecia mucho la tecnología, y agradece cuando un operador le facilita los puentes para dotarlo de nuevos servicios, valor agregado y tecnología de última. Definitivamente ahí habrá mucha competencia.

¿Mejorará la cobertura?

Las fallas de cobertura serán tema prohibido, porque en adelante la calidad será una obligación. En un mercado competitivo es un deber indiscutible.

¿Cómo mejorar la densidad de celulares por habitante?
Apostando por el consumidor para que use nuestros servicios. Eso conlleva dar todas las facilidades del caso para que el uso del teléfono móvil sea más asequible. Tenemos casos de países vecinos donde participamos, y la penetración ya supera el 100%. Es viable.

¿Cómo vislumbra la competencia?

Leal. Veo un mercado muy dinámico, con cuatro operadores tratando de ofrecer lo mejor.

¿Y el impacto esperado de la apertura?

Probablemente será el suceso más importante de los últimos 20 años para la economía costarricense. El encadenamiento económico generará mucho empleo, factor vital máxime después de una crisis.

¿Cómo se dará ese encadenamiento?
Nuestras cadenas de distribución incluyen a pulperos, farmacéuticos, gasolineras; es una ramificación que propulse bienestar y nuevos ingresos a una serie de sectores.

¿A qué se debe el liderazgo que tienen en otros mercados?

A nuestro servicio de valor agregado; la transmisión de voz para nosotros es un deber. Consideramos que somos sumamente atinados en todos los mercados donde participamos, y una virtud es que el servicio de nuestras redes es incuestionable.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios