Enviar
Regulados sostienen que la normativa es parte de los problemas
“La Bolsa es solo un club de amigos”, Juan José Flores

El ex superintendente de valores señala pecados de la Bolsa de Valores

Tres pecados que se cometen en la Bolsa Nacional de Valores son parte de los problemas para que el mercado se desarrolle, según Juan José Flores, el superintendente de valores saliente.
En sus palabras, la Bolsa es un club de amigos donde la autorregulación no funciona porque los dueños de la bolsa son los puestos de bolsa y a su vez los bancos, lo que además hace muy débil su gobierno corporativo y redunda en que las ganancias por negocio sean marginales.
Tras cinco años a la cabeza de Sugeval el exjerarca defendió sus intentos de dotar de regulación a una entidad que no tenía reglamento.
“En 2009 se empezó a hablar de excesos de regulación, precisamente cuando se inició con el reglamento de la BNV, pero era porque esa entidad tenía casi 30 años de trabajar sin regulación”, detalla Flores.
Ante esto el gerente de la BNV, José Rafael Brenes defendió que las normas propuestas son para mercados desarrollados y el de Costa Rica es incipiente. “Hay cosas que por el tema de regulación, hacerlas, se vuelve muy oneroso”, detalla.
El segundo problema, llamado “el pecado original” por Flores; consiste en que los dueños de la Bolsa son los puestos de bolsa, que son parte de un banco y cuando existe alguna razón para llamar a cuentas por malas decisiones a los bancos no hay margen de acción.
“Uno no supervisa a sus jefes”, dijo Flores, refiriéndose a las pocas posibilidades de los gerentes de los puestos de contradecir a los banqueros, dado que eso podría hacer peligrar sus bonos, salarios y hasta sus puestos.
El tercer escollo es que según el exjerarca de Sugeval, si los puestos elaboran un producto innovador que sea oportunidad de negocio pero compite con lo que ya los bancos ofrecen, el interés del banco prevalece.
Ante los dos últimos, Brenes responde que si eso fuera cierto los puestos de bolsa más exitosos serían los independientes.

Carolina Acuña
[email protected]


Ver comentarios