Enviar
Ex presidente de Guatemala, Vinicio Cerezo, considera que una vez consolidados el Cafta y el Acuerdo con Europa la región debe dar el paso a la integración
“La unificación es el siguiente paso de Centroamérica”

• El político asegura que los retos inconclusos del istmo desde hace 20 años se alcanzarían mediante un Esquipulas III

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Durante los últimos 20 años la región centroamericana ha pospuesto decisiones, lo que le ha impedido un crecimiento económico y social acorde con las necesidades de sus habitantes, considera Vinicio Cerezo, presidente de Guatemala entre 1986 y 1990.
El que actualmente no ostente el poder en su país —a diferencia de Oscar Arias y Daniel Ortega que fueron sus homólogos hace 20 años— no es impedimento para que el guatemalteco de 66 años analice a profundidad la coyuntura actual de la región y proponga soluciones “para alcanzar los retos inconclusos desde hace 20 años”.
En una entrevista con LA REPUBLICA Cerezo aseguró que una vez consolidados todos los requerimientos del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) y del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, la región debe dar un paso a un proyecto más ambicioso: la integración.


¿Cuáles son los retos actuales por los que atraviesa Centroamérica?
Los países debemos hacer un esfuerzo por unificar acuerdos en temas que son f
undamentales y que han sido postergados en los últimos años.

¿Como cuáles?
La unificación es el siguiente paso de Centroamérica, el proceso de la unión centroamericana a la usanza de Europa, en donde se respetan las posiciones e individualidades de cada país.
Una vez consolidados el Cafta y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea la región debe dar el paso a la integración.

¿Qué cambiaría si se da este paso?
Centroamérica sería una región más llamativa a la inversión extranjera, pues bajo este marco se crearían acuerdos sobre temas como la homologación de leyes sobre el libre transito, seguridad, materia tributaria, educación y unión aduanera.

De igual forma, la adhesión de todos los países de la región a instituciones competentes para resolver diferencias.

En este tema hay varias posiciones encontradas y que podrían tomar tiem
po en resolverse, ¿Mientras se llega a ese acuerdo sobre la integración, cuáles son los retos inmediatos?
La creación de un acuerdo que permita crear las condiciones económicas adecuadas para el desarrollo social de la región, yo he propuesto el Esquipulas III el cual propiciaría un consenso entre los países del istmo para que al cabo de los próximos 20 años América Central sea un país del primer mundo.

¿Hay retos inconclusos que se habían planteado hace 20 años?
Sí, y radica en lo mismo, no se han creado las bases para que la economía de nuestros países crezca a un ritmo más acelerado y aunado a esto para que se dé una distribución equitativa de la riqueza, durante los últimos 20 años la región centroamericana ha pospuesto decisiones que le han impedido un crecimiento económico y social acorde con las necesidades de sus habitantes.

¿Considera que hay voluntad política de los actuales presidentes para crear esas bases?
Sí, sí las hay.

En este sentido, ¿cuáles son las responsabilidades de los presidente Oscar Arias y Daniel Ortega, quienes coincidieron nuevamente en sus segundos mandatos?
Resolver sus diferencias, pues hay puntos de vista distintos sobre el tratamiento que se les debe dar a sus divergencias; ha habido un acercamiento, incluso hoy—pasado viernes— se están reuniendo en Nicaragua, pero es necesario un mayor acercamiento, propio de dos presidentes de países vecinos.

¿Por qué dice esto, se percibe un distanciamiento?

Sí se percibe, pero lo importante es que se está encaminando hacia un acercamiento.

Actualmente la región se enfrenta ante el reto de lograr el mejor Acuerdo de Asociación con la Unión Europea ¿Cuáles son los desafíos de los países centroamericanos en el marco de las negociaciones?
Me parece que los presidentes están asumiendo la discusión de manera más seria y responsable en comparación con el Cafta, porque se están tomando en cuenta las asimetrías de cada país y sus desarrollos económicos, además se le están planteando a Europa requisitos que se les tuvieron que haber planteado a Estados Unidos.
La ventaja con Europa es que se está buscando todo mediante un común acuerdo.

El pilar político de este acuerdo pareciera ser el más sensible, puesto que Europa aspira a que en la región se subsanen diferencias a lo interno de cada uno de los países, como entre ellos mismos, las cuales durante años no se han logrado resolver ¿Significa esto un obstáculo?
Yo creo que Europa esta haciendo un esfuerzo por que adoptemos decisiones consensuadas, y superar problemas que no se han subsanado, me parece que esas exigencias no se deben convertir en obstáculos para no llegar a concretar el acuerdo como tal.
Ver comentarios