Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


La supervisión financiera como un equilibrio perfecto en subjuegos

| Lunes 20 octubre, 2008



La supervisión financiera como un equilibrio perfecto en subjuegos

Rodrigo Matarrita Venegas
Director ejecutivo de FUNDEVAL

El sistema financiero puede concebirse como una compleja industria en la que las distintas relaciones entre los participantes se sustentan en un insumo de uso común: la confianza, siendo tal confianza el mejor sustituto de la certeza y la forma en la que palia la imperfección en cuanto a la toma de decisiones en ambientes de incertidumbre, minimizando los riesgos de selección adversa y de riesgo moral.
En este sentido, uno de los ejes de atención centrales del ente supervisor ha de ser el de preservar y mantener la confianza en el sistema; de esta manera, la supervisión de un sistema financiero puede percibirse a la luz de un juego de toma de decisiones en el que los participantes deben elegir en forma recurrente el mantenerse dentro de un cartel colusivo o salir de él.
Así, el esquema de sanciones e incentivos puede establecerse de forma tal que la decisión óptima en cada una de las etapas del juego sea la de mantenerse y acrecentar la reputación adquirida, siendo que tal reputación aseguraría la creación, en forma conjunta, de confianza, como insumo sustituto de la certeza en los procesos de toma de decisiones de inversión y financiamiento, propias de los sistemas financieros.
Ahora bien, la preservación de la colusión dependerá de los incentivos que los participantes vean en él y de los castigos por su abandono, para ello, la administración del régimen de castigos, vistos como un régimen de sanciones es endilgada a un ente supervisor, el cual, además de administrar tal esquema de sanciones, deberá proveer un sistema regulatorio que permita hacer del horizonte indefinido para los participantes y no vean estos, en la proximidad de un horizonte finito, la posibilidad de abandonar el cartel.
Además de estas dos funciones “naturales” del supervisor, se ha ver la importancia de asumir otra, que a la postre se convierte en un mecanismo alterno (nos gusta verlo como) más eficiente en términos de los beneficios sociales implícitos, y es la creación de la conciencia social que permita que el acuerdo de colusión de cartel generador de confianza y reputación sea menos tácito, menos explícito y más obvio.
En este sentido, la creación de conciencia social se convierte en un supresor de los normales atractores que inestabilizan el sistema dinámico que persigue el establecimiento de un EPS, convirtiéndolo en un sistema dinámico más estable.