Enviar
La superautopista centroamericana

Lo hemos escuchado antes y vamos a creerlo cuando lo veamos. Sin embargo, la idea de una moderna autopista centroamericana tiene sentido, y tal vez se lleve a cabo esta vez, según lo propuesto por los países del Grupo Tuxtla (Centroamérica, México y Colombia), como parte del Proyecto Mesoamérica. El Grupo pidió la semana pasada un total de $1,1 mil millones a los países miembros (salvo Colombia) para construir una carretera moderna, que se extendería desde México hasta Panamá y que está prevista para 2015. La mayor contribución ($345 millones) provendrá de Costa Rica, que tiene algunas de las peores infraestructuras de transporte en la región, mientras que el aporte más pequeño ($47 millones) provendrá de Panamá, que posee un impresionante sistema de carreteras. El plan sería financiado en parte por préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Centroamericano de Integración Económica y la Corporación Andina de Fomento. El Grupo Tuxtla tiene previsto ofrecer más información acerca de la autopista regional, luego de haber realizado su reunión cumbre que se celebró en Costa Rica del 27 al 29 de julio. El proyecto propuesto es el sucesor del Plan Puebla Panamá, promovido inicialmente en 2001 por la anterior administración mexicana, encabezada por el presidente Vicente Fox. Actualmente, el transporte de superficie en la región entre Centroamérica y México en general es lento y costoso, debido en gran parte a la mala calidad de las carreteras.


Anteriormente publicado en el sitio www.centralamericalink.com, miembro de República Media Group.
Ver comentarios