Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



BLOG


La resurrección de Nintendo

Pablo Vargas | Miércoles 25 enero, 2017


Tantas veces me mataron. Tantas veces me morí. Sin embargo, estoy aquí, resucitando…

Si existe una melodía que pueda describir mejor el pasado, presente y futuro de Nintendo es ‘La Cigarra’ de Mercedes Sosa. ¿Cuántas veces hemos dado por muerta a Nintendo? ¿Cuántas veces la prensa especializada, jugadores, rivales y seguidores han sentenciado el ‘no da más’ del legendario gigante nipón? Desde su creación en 1889 y el ingreso al mercado electrónico en 1981, Nintendo ha escuchado esa sentencia de muerte miles de veces. “Ni en mil años Nintendo podrá hacerle frente a Atari”, “Jamás, es imposible superar a Sega”, “Nintendo está muerta, no tiene nada que hacer ante Microsoft y PlayStation”.

Sin embargo, como en aquellas épicas historias en que el héroe yace bajo la lluvia, herido, con la espada clavada en el barro y a merced de los enemigos, Nintendo una, otra y otra vez ha ignorado las probabilidades y estadísticas para encarar sin ningún temor su “inevitable” destino. Atari, Coleco, Mattel, NEC, Sega, Amstrad, SNK y Commodore pueden dar buen ejemplo de ello. Todas y cada una de ellas, gigantes e incipientes de la industria electrónica, se toparon en su camino con la inexpugnable katana de Hattori Hanzō y sucumbieron monumentalmente hasta coronar a Nintendo, con más de 670 millones de consolas y 4.200 millones de videojuegos vendidos en los últimos 30 años, en un sólido imperio cuyo valor superalos  40mil millones de dólares en la actualidad.

¿Pero cómo lo hace? El descomunal incendio mediático que desató la presentación oficial de la NintendoSwitch, la nueva consola híbrida con la que Nintendo espera conquistar el mercado internacional a partir del próximo 3 de marzo, es tan solo una pequeña muestra de la cantidad de interrogantes que despierta el particular modelo de trabajo del gigante nipón. Cuando sus principales rivales de la industria apuestan por estirar a más no poder la eterna batalla de los frame-per-second, el 4K y la realidad virtual, Nintendo decide apartarse del camino marcado, replantear su modelo comercial tras el sonado fracaso de la Wii Uel más grande en sus casi 130 años de historia–, sumergirse en el silencio por meses, reinventarse asimismo y regresar con una consola híbrida que tienen un solo objetivo en su mente: inspirar e innovar.

Atrás queda la lucha por la potencia gráfica, el vertiginoso modelo económico de la industria, los servidores cargados de jugadores que se refugian en el modo online y la tendencia a oscuridad que tiñen a los juegos multiplataformapara abrazar sus principales miedos, dar un golpe de timón frente a la competencia, desmarcarse de todas las tendencias y volver a señalar el camino hacia lo que ellos consideran la “tierra prometida” de la industria de videojuegos. Diversión a granel, títulos que buscan regresar al clásico ‘1 contra 1’ de interacción real y una fuerte apuesta en fusionar las consolas de mesa y los dispositivos portátiles que han marcado legado en su compañía son las principales bazas sobre las que rige su proyecto. Y contra todos los pronósticos, Nintendo lo hace de nuevo.

Basta tan solo con mirar el movimiento de los hashtags #Nintendo y #NintendoSwitch para darse cuenta de la verdadera bestia electrónica que ha creado el gigante nipón. A sus fans poco les importa el escaso catálogo de ‘triple A’ y ‘third-parties’ de peso que tendrá la consola en su año de lanzamiento, la llegada del cobro de servicio online que tanto se le criticó a PlayStation y Xbox  o el precio de los controles Joy-Con. Para ellos, la apuesta es clara: disfrutar de Zelda, Mario, Xenoblade 2, Splatoon 2, Arms, Mario Kart 8, FIFA e Skyrim; cruzar dedos, rezar y esperar que uno de los 80 juegos en desarrollo sea un nuevo Metroid, Donkey Kong, Megaman, SuperSmasho porque no el añorado Pokémon RPG-MMO de nueva generación que se encuentra ya en la misma categoría mitológica de ‘HalfLife 3’.

¿Pero será su base sólida de fans el respaldo suficiente para sobrevivir a la nueva generación de consolas? Indudablemente, no. Repetir el fenómeno social que fue la Nintendo Wii, integrando jugadores de experiencia con jugadores más casuales en un impresionante registro de más de 100 millones de unidades vendidas, sigue siendo un listón muy alto de superar, incluso para su competencia. Los números de la PlayStation 4 (54 millones de consolas vendidas) y la Xbox One  (27 millones de consolas vendidas) podrían presagiar un panorama no muy esperanzador para la Nintendo Switch en aras de no repetir la caída de apoyo de Bethesda, Electronic Arts y Ubisoft tras el estancamiento de la Wii U en las 13 millones de consolas vendidas. No obstante, las ventas de la familia portátil de la DS (2DS, 3DS y New3DS) son una baza importante que puede jugar a su favor, al sumar más de 154 millones de consolas portátiles vendidas en todo el orbe. Y ahí es donde entra la pieza clave que es The Legend of Zelda para Nintendo.


 

El nuevo, emotivo e impresionante tráiler de The Legend of Zelda: Breath of Wild y la sorpresa de un nuevo Super Mario en 3D en modo casa&portátil son todo el combustible que la  Nintendo Switch parece necesitar para que el internet se convierta en un hervidero de comentarios positivos de jugadores y prensa especializada, pero ante todo, de pre-ordenes agotadas. En tan solo cinco horas, TheLegend of Zelda se consagró en un vende consolas por excelencia. No existe una sola tienda que lo tenga en existencia a seis semanas de su lanzamiento y las listas de espera se han vuelto interminables. Innovación, atracción y retención. El regreso de Ubisoft, Capcom, ElectronicArts y Square-Enixa sus filas como desarrolladoras estrellas parece ser un fiel reflejo de la frase emblema de ‘Field of Dreams’ aplicada a la filosofía de Nintendo. “Si lo construyes, entonces ellos vendrán”. Y no se equivocan. Millones de fans que emigraron a otras consolas tras la caída de la Wii U, han iniciado un éxodo masivo de regreso a la gran Meca en que se ha convertido la NintendoSwitch  para la cultura geek, en un entorno en que la convivencia entre consolas de diferentes marcas no parece tan lejana ni descabellada. Cada uno cumpliendo su rol en la gran obra del entretenimiento. PlayStation y Microsoft creando grandes exclusivas, el PC Gaming llevando la competencia un paso más allá y Nintendo haciendo suya la letra de Mercedes Sosa: Tantas veces me mataron. Tantas veces me morí. Sin embargo, estoy aquí, resucitando…