Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



GLOBAL


La participación en las elecciones europeas cae a un nuevo mínimo histórico

| Lunes 08 junio, 2009



El centro-derecha consolida su poder en el Parlamento Europeo
La participación en las elecciones europeas cae a un nuevo mínimo histórico
• Los socialistas admiten su derrota frente al Partido Popular Europeo en una “noche triste”

La participación en las elecciones europeas ha vuelto a caer a un mínimo histórico, al situarse en el 43,01%, por debajo del 45,47% registrado en los anteriores comicios hace cinco años, según la primera estimación global difundida por el Parlamento Europeo (PE).
De confirmarse el dato, continuaría la tendencia a la baja repetida en todos los comicios desde los primeros, en 1979, cuando el 61,99% de los europeos convocados a las urnas acudió a votar.
La participación, muy desigual entre los Estados miembros, oscila entre tasas superiores al 90% en países donde, como en Bélgica, el voto es obligatorio y otras que ni siquiera alcanzan el 20%, como en Eslovaquia.
La gobernante y conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) ganó hoy las elecciones al Parlamento Europeo en Francia, donde los ecologistas de Europe Ecologie dieron la gran sorpresa al quedar en tercera posición, detrás del Partido Socialista (PS).
El partido del presidente, Nicolas Sarkozy, con cerca de un 28% de los votos, mejoró sus expectativas en estos comicios, donde además de la sorpresa de los ecologistas de Daniel Cohn-Bendit destacó la severa derrota sufrida por el centrista Movimiento Democrático (MoDem), de François Bayrou.
Por su parte, el conservador Partido Popular (PP), el principal de la oposición, ganó las elecciones al Parlamento Europeo en España con una ventaja de 3,6% sobre el gubernamental Partido Socialista, al que el electorado pasó factura por la crisis económica y los casi cuatro millones de desempleados.
El PP tendrá 23 diputados en la Eurocámara frente a los 21 de los socialistas. El resto de los 50 escaños que le corresponden a España en el Parlamento común de la Unión Europea los ocuparán formaciones minoritarias.
En Italia, el partido Pueblo de la Libertad (PDL), de Silvio Berlusconi, es el vencedor de las elecciones europeas al conseguir un 39% de los votos.
El Partido Demócrata (PD), el primero de la oposición, ocupa la segunda posición con el 27,5% de los votos, según esas proyecciones. La Liga Norte, de Umberto Bossi y aliada de Berlusconi, obtiene el 9,5% de los votos.
En Alemania, la Unión -cristianodemócratas (CDU) y socialcristanos bávaros (CSU)- que dirige la canciller federal Angela Merkel, se impuso holgadamente en las elecciones europeas. Las formaciones de la Unión lograron un 38,6% de votos, mientras el Partido Socialdemócrata (SPD), que forma parte de la gran coalición de gobierno, solo logró un 20,8% de los sufragios.
Con estos resultados la centro-derecha se ha consolidado hoy como la principal fuerza de la Eurocámara, con el grupo del Partido Popular Europeo (PPE) como el más numeroso y con una importante presencia de diputados de derecha y liberales. Con ello el PPE tiene entre 263 y 273 parlamentarios, de un total de 736, contando ya con la salida de este grupo de los conservadores británicos, que aspiran a formar su propia familia.
Por detrás queda la Izquierda Unitaria Europea, con un abanico de 33 a 37 miembros, y la Unión por la Europa de los Pueblos (33-37), un grupo que podría desaparecer en beneficio del nuevo conglomerado que pueden crear los conservadores británicos junto a sus aliados, sobre todo, checos y polacos.
Todos ellos aparecen en el gráfico ofrecido por el Parlamento en el apartado de “Otros”, que contaría con entre 83 y 89 diputados, incluyendo a partidos como el italiano Partido Democrático que tienen previsto sumarse al grupo Socialista.
Por último, el grupo euroescéptico de Independencia y Democracia tiene según estos datos entre 15 y 19 escaños.
El presidente del grupo Socialista en el Parlamento Europeo, Martin Schulz, admitió hoy la derrota en las elecciones de hoy frente al conservador Partido Popular Europeo (PPE) en una “noche triste”.
“Es una noche triste para la socialdemocracia europea”, reconoció Schulz en una conferencia de prensa en la sede del PE en la que participaron los presidentes de los principales grupos de la Eurocámara.
Por su parte, el presidente del grupo del PPE, el francés Joseph Daul, proclamó exultante: “hemos sido los grandes ganadores” tras una jornada “estupenda” para su formación.
El presidente saliente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, lamentó la baja participación del 43,39% (la más baja registrada hasta ahora y un punto menos que en 2004), y pidió una reflexión de partidos, eurodiputados y medios de comunicación para lograr una mayor afluencia de votantes.
Aún así, Pöttering se opuso firmemente a la posibilidad de que el PE vuelva a ser elegido por los parlamentos nacionales, como ocurrió inicialmente hasta los primeros comicios europeos de 1979.
El presidente del grupo de Izquierda Unitaria Europea, Francis Wurz, atribuyó la baja participación y el desinterés a la insistencia de los dirigentes europeos en mantener el modelo económico y social causante de la crisis.

Participación

Según los datos difundidos por el Parlamento Europeo, el nivel de participación en las elecciones europeas cayó a un mínimo histórico, al situarse en el 43,01%, por debajo del 45,47% registrado en los anteriores comicios hace cinco años. (Cifras en porcentajes)