Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



GLOBAL


La moda instantánea amenaza a minoristas endeudados en EE.UU.​

Bloomberg | Jueves 26 enero, 2017

La “moda instantánea europea" desembarcó con fuerza en Estados Unidos. Bloomberg/La República


Quienes visiten el recientemente rediseñado centro comercial Kings Plaza en Brooklyn este año se encontrarán con flamantes tiendas Primark y Zara de varios pisos. ¿Nombres que no figuran en la guía? Marcas más antiguas y endeudadas como J. Crew, Rue21 y True Religion.

La “moda instantánea europea”, con prendas de onda que pueden saltar de la pasarela a la tienda en cuestión de semanas, desembarcó con fuerza en Estados Unidos, y los minoristas de indumentaria especializada, que hoy pasan por dificultades, son algunas de sus principales víctimas. Sus modelos de negocios y balances están hechos jirones, especialmente en el caso de cadenas de menor tamaño y más lentas que acumularon deudas durante adquisiciones apalancadas.

Esto las dejó con poco dinero justo cuando lo necesitan para comprar sistemas actualizados y renovar constantemente sus góndolas a fin de no perderles pisada a sus rivales más nuevos y flexibles. El resultado: la mayor serie de reestructuraciones y quiebras desde la Gran Recesión. Y habrá más.

“Las empresas más apalancadas serán las menos capaces de enfrentar esos desafíos e invertir el capital necesario para explorar estrategias distintas y hacer evolucionar los modelos de negocios”, dijo Chris Grubb, director administrativo del grupo de reestructuración de Greenhill & Co., que se concentra en minoristas en problemas. “Muchas más de esas empresas más pequeñas declararán bancarrota”.

Moody’s Investors Service menciona 18 empresas minoristas y de indumentaria con “riesgo crediticio muy elevado”. Es “la cifra más alta que puedo recordar, sin dudas desde la recesión, y no recuerdo que hayamos alcanzado ese nivel ni siquiera en aquel entonces’, dijo Charles O’Shea, analista de Moody’s.

Los compradores más jóvenes se sintieron atraídos por las marcas de moda instantánea no solo porque son más económicas, sino también porque pueden capturar instantáneamente los nuevos looks y tenerlos disponibles en una fracción del tiempo que necesitan los comerciantes tradicionales. Los precios más baratos también implican que los clientes de esas marcas, a las que a veces se describe como “moda descartable” o “moda rápida”, pasaron a esperar un surtido en constante cambio.