Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



LA MACHACA


La Machaca

Miguel Agüero [email protected] | Lunes 27 febrero, 2017


Irrealidad

Los del sindicato de la Universidad de Costa Rica viven en otro mundo.

Ignoran —o se hacen los sordos— la realidad financiera del país.

No quieren entender que hay una corriente para recortarles beneficios abusivos a los empleados públicos, mediante sus convenciones.

Y justo ahora, pretenden que en la renegociación de convención colectiva, les den mas beneficios, más asuetos, más cesantía, etc.

  

Bancrédito

Muy buena la respuesta del presidente Solís a quienes, con Ottón Solís a la cabeza, quieren cerrar el Banco Crédito Agrícola de Cartago.

Les dice el Presidente que si al pedir tal cosa no pensaron en quienes dependen de ese banco, con sus créditos y operaciones en Cartago.

Tampoco pensaron en los cientos de empleados.

Sí, hay quienes solo piensan en tanto más tanto da tanto y no cuentan con las personas.

  

¿Qué hay detrás?

Evidente la intención de amigos de Zapote, de dominar el INFOCOOP, dejando a los sectores sociales en minoría tres a cuatro.

Es política PAC, tanto que 11 diputados de ese partido pidieron la intervención de esa entidad, rectora del cooperativismo.

Curioso, revisando las firmas de los diputados, no aparece la del legislador Víctor Morales Zapata, que se supone es el más interesado.

Bueno, es cuestión de analizar, ese diputado es el más allegado al presidente Solís y no necesita enviarle una carta para pedirle lo que quiere.

 

SETENA

SETENA es el peor obstáculo que tiene el desarrollo de obras en el país.

Aquí hasta para cambiar el techo de un edificio hay que pedir permiso a esa entidad, que inventaron no hace muchos años.

Hay 16.000 solicitudes de visado para iniciar construcciones en todo el país, lo que hace que se espere hasta un año para iniciar los trabajos.

Hay que pedir permiso hasta para remodelar un edifico construido años atrás.

En nuestro país en vez de crear entidades que agilicen las cosas, creamos frenos.

 

Demora

Ahora dice el Ministro de Transportes que el puente del Virilla (platina) estará listo a finales de abril.

Ya no el 28 de febrero.

Le echa la culpa del atraso al huracán Otto.

Vamos a ignorar la nueva promesa, para no sentirnos vacilados cuando no se cumpla.

 

Devaluación

Bueno, pues así de a calladito, poco a poco, los exportadores van consiguiendo lo que querían.

El dólar se revalúa y en unos meses ha pasado de ¢640 a los hoy, ¢670.

Ya va por ¢30 más por cada dólar que reciben y eso, en millones de dólares, es mucha plata y con la esperanza de que el colón se deprima más.

Por supuesto, lo que se deprime más es el poder adquisitivo de los ticos que ganamos en colones.

 

Miedo, miedo

No es cierto que las resoluciones de la Sala IV son de acatamiento obligatorio, hay una que tiene siete años de incumplimiento.

Esa Sala ordenó que se legislara en el sentido de sancionar con la pérdida de la curul a los diputados que no actúen conforme a la honestidad, a la probidad.

Los diputados del Liberación y de la Unidad están reacios a entrarle a la discusión a esa importante ley.

No entendemos por qué, si todos ellos nunca violan la probidad.

¿Cuál es el miedo?

 

Por la libre

La muerte de motociclistas crece en el país, algo muy triste.

Pero al conocer una información a ese respecto se nos para el pelo.

Más de la mitad de los motociclistas que circulan por nuestras calles, no tienen licencia, o sea que no han estudiado ni aprobado la ley de tránsito.

¿Es posible que la Policía de Tránsito no detenga y decomise las motocicletas conducidas por esas personas, que son enemigas de sí mismas?

 

Ohhh país

La gran tragedia de Guanacaste es la falta de agua la mitad del año.

Acueductos y Alcantarillados está iniciando un magno proyecto para solucionar el problema construyendo represas y bombas.

Eso tiene un alto valor que debe ser cubierto con las tarifas, porque si no, de dónde?

Pues un diputado de Cartago, a saber por qué, presentó un recurso ante la Sala IV, para detener ese aumento tarifario.

Y la Sala Cuarta lo aceptó y paralizó las tarifas y con ello los trabajos.