Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano: La decisión de Wanchope de separar a “Chiqui” fue valiente

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 11 julio, 2018

Paulo César ya puso su cabeza a disposición de los fanáticos brumosos.

La decisión de Wanchope de separar a “Chiqui” fue valiente

La decisión de Paulo César Wanchope de separar a Randall “Chiqui” Brenes como jugador del primer equipo fue valiente.

No es cualquier pendejo el que se atreve a tomarla, conociendo que se le va a venir encima una provincia entera, herida y lastimada al enterarse de que su máximo ídolo ya no forma parte del equipo.

Usted póngale a la decisión de “Chope” la etiqueta que prefiera: injusta, precipitada, equivocada, apresurada, vengativa, ilógica, inaceptable, estúpida, increíble, tonta, dolorosa, incomprensible y decenas de calificaciones más, pero sobre ese acuerdo del nuevo timonel, nadie puede negar que tomó una decisión impopular, pero valiente.

Aquí no se trata de reseñar la carrera y los logros de Randall como futbolista, y menos su entrega total a los colores del equipo brumoso.

¡Como “Chiqui”, ninguno!

Lo que sucede y eso no lo van a comprender y menos a asimilar los fanáticos del Cartaginés, es que la decisión de Wanchope es únicamente futbolística y nada tiene que ver con el brillante historial del jugador en la defensa del equipo de sus amores.

Si Paulo César se equivocó con esta decisión de separar del equipo a su jugador icono y estrella, solo el desarrollo del campeonato dará la respuesta.

Estamos notificados de que la afición del Cartaginés no le va a aguantar a su nuevo timonel absolutamente nada y menos que le tendrá paciencia y tolerancia por esto que le hizo al futbolista emblema del club.

Sin embargo, me pareció correcta y valiente la decisión de Paulo César, de comunicarle al futbolista en una reunión privada y cara a cara, su decisión de no contar con él para la nueva temporada, exclusivamente por razones futbolísticas.

Considero más decente, honesta y valiente la decisión de Wanchope, que la de varios de los últimos técnicos del Cartaginés, que mantuvieron a “Chiqui” en banca; que lo irrespetaron metiéndolo en los últimos cinco minutos y que hace rato no le otorgaron a Brenes la estelaridad y la titularidad que se supone, por su trayectoria merecía. Puede que Wanchope se haya equivocado; quizás no midió las consecuencias de su decisión, pero tocarle los huevos al águila como lo hizo, es cosa de valientes.

Equivocado o no, actuó como un verdadero director técnico: “Chiqui” no calza en su nuevo Cartaginés y no le tembló el pulso para separarlo.

Por temor y cálculo, esto no se atrevieron a hacerlo algunos de los antecesores de don Paulo.

[email protected]