Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


La crisis desde Chile

Arturo Jofré [email protected] | Viernes 24 octubre, 2008


La crisis desde Chile

Arturo Jofré

Un amigo chileno me dice: de un día para otro me bajaron más de cinco millones de pesos (o colones) de lo que había acumulado durante un montón de años para mi jubilación en la AFP (operadora de pensiones). La ecuación es simple, estas asociaciones privadas de fondos invierten parte importante de los recursos en acciones de compañías, al darse la crisis y la consecuente baja del valor de las acciones, parte importante de estos fondos se hace humo.
Estoy en Chile, donde la abierta participación en los mercados ha sido muy agresiva, por lo que el oleaje de la crisis se vive en toda su intensidad. Veamos cuatro movimientos de este sismo en un país cuyo modelo ha sido emulado parcialmente por varias naciones latinoamericanas.
Cuando mi amigo me comunicaba su propia crisis, saltaba en Argentina la noticia de que las operadoras privadas de pensiones están siendo fuertemente golpeadas y se estremecen casi 10 millones de argentinos. Quienes desarrollaron el modelo chileno fueron quienes asesoraron al gobierno de Menem para implantar un sistema similar. La Presidenta actual lanza una propuesta que, lejos de calmar a la gente, la preocupa aún más: la estatización del sistema. Hay que recordar que hace apenas seis años el gobierno confiscó los depósitos en dólares a los argentinos y les entregó un papel con promesas. La confianza está en punto cero. En Chile el modelo seguirá operando, pero se está pensando en crear una operadora alternativa estatal y en otras medidas protectoras.
El segundo tema es el vaivén del dólar. El peso chileno ha tenido gran fortaleza frente al dólar y durante años ha tendido a apreciarse, lo que ha hecho sufrir —pero no aniquilar— a los exportadores. En mayo la moneda fluctuaba en torno a los 450 pesos por dólar, antes de la crisis estaba a poco más de 500, pero ahora en menos de un mes llegó a los 650 pesos. Si bien el alza del dólar no es algo que solo esté pasando en Chile, el tener flotando el peso al ritmo del libre mercado genera enorme incertidumbre y desconfianza. El sistema de bandas en Costa Rica, que en la práctica es muy parecido a las minidevaluaciones anteriores, por lo menos da tiempo para pensar en medidas menos traumáticas, al atenuar la especulación tan propia en épocas de crisis.
El tercer factor es el temor al desempleo, que es el común denominador de la crisis en casi todo el mundo. En este campo todavía no hay medidas concretas. En cambio, los pronósticos de inflación son optimistas, ya que se espera que la fuerte baja internacional del petróleo y de otros productos baje este índice que mostraba dígitos poco usuales.
El cuarto factor es la brutal baja del precio del cobre, la principal exportación del país. Aquí los últimos gobiernos han sido cautos: cuando el precio estuvo alto, gran parte de los excedentes se invirtieron en bonos internacionales de poco riesgo y no se incluyeron en presupuestos ordinarios. Se aplicó la sabiduría bíblica de prepararse para la época de vacas flacas.


NOTAS ANTERIORES


Días variopintos

Jueves 13 diciembre, 2018

La tragicomedia nacional se carga con un poco de ironía pues fue la Administración Solís Rivera, ...