Kristoff también puede con Sagan
Alexander Kristoff celebró por todo lo alto su triunfo mientras Peter Sagan lo mira con una sonrisa de frustración. Jeff Pachoud-AFP/La República
Enviar

Kristoff también puede con Sagan

El sprinter noruego batió a todos en un emocionante cierre

Sin ninguna fuga que lograra coronarse con éxito, un sprint decidió la llegada a Saint-Étinenne esta vez con un pulso entre Alexander Kristoff y Peter Sagan.
Los dos se colocaron al frente del pelotón y la apuesta era mayoritariamente por Sagan, pero nuevamente la oportunidad se le escapó por unos centímetros y el noruego Kristoff terminó levantado los brazos para celebrar.

201407172237200.a44.jpg
“Al fin ha llegado, creo que ya me tocaba”, dijo el ciclista del Katusha, que se vio superado en Lille por el alemán Marcel Kittel y en Reims por el también germano Andreas Greipel.
Todo lo contrario sucede con Sagan, ya es el dueño del malliot verde, gracias a sus cuatro segundos lugares, tres cuartos, un quinto, aunque sin ninguna victoria.
“No soy un perdedor”, dijo el ciclista de la Cannondale. “Me gusta ganar, aunque muchos de los que están en el pelotón se conformaban con mi segundo puesto. Pero yo quiero una victoria”.
El trayecto de 185 kilómetros entre Bourg en Bresse y Saint Étienne era una llamada a los aventureros y a los sprinters antes de las etapas alpinas. Los favoritos se reservaron en una jornada que se cerró con una media de 40 por hora, de intenso calor, que no afectó a la general.
Los Alpes se abren con dos llegadas en alto consecutivas. Nibali entra de “capo” delante de Richie Porte y de Alejandro Valverde, sus rivales directos, sus enemigos, los que anuncian ataques para tratar de acabar con un “Tiburón” que de momento nada en aguas tranquilas.
La escapada del día fue obra de Langeveld (Garmin-Sharp), Rast (Trek), Clarke (Orica), De la Cruz (NetApp) y Vachon (Bretagne-Séché), que merecen estas líneas por su aventura.
Pero la fuga no llevaba buenas piernas. Ni tan solo un poco de suerte. Antes de la batalla final, el español David de la Cruz se iba al suelo. Rotura de clavícula y retiro. Tampoco apareció en la salida Andrew Talansky.
Resistieron en cabeza el australiano Clarke y Langeveld, campeón de Holanda, pero el pelotón se les acercaba.
A 5 km de meta ya estaba todo el pelotón completo, menos Marcel Kittel, alérgico a las subidas, y André Greipel, que se cayó. El Cannondale trató de colocar a Sagan, pero se formó el lío por la colocación de los velocistas.
Eso lo aprovechó Kristoff sin más rival que Sagan, para colarse y robarse la victoria.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR



Ver comentarios