Kimberly Clark arranca expansión
Enviar
Plan prevé aumentar en un 25% la producción de pañales
Kimberly Clark arranca expansión

• Nueva planta mejorará la capacidad de abastecimiento a Centroamérica y el Caribe
• Proyecto integra uso de tecnología de punta a favor del ahorro energético y la reducción de desechos

Mónica Cordero
[email protected]

El fabricante de productos de cuidado personal Kimberly Clark inició la construcción de una segunda planta de manufactura en la provincia de Cartago. La iniciativa apoyará, en una primera etapa, la fabricación de la línea Premium de la marca de pañales desechables Huggies.
La construcción se encuentra en la fase de movimiento de tierras y se localiza en las cercanías del Parque Industrial de Cartago. La inversión asciende a $18 millones e implica la integración de maquinaria de última generación.
Kimberly Clark produce unos 80 millones de pañales y 45 millones de toallas sanitarias por mes en Cartago, que se comercializan en el mercado centroamericano y caribeño y apoyan el abastecimiento de Argentina, Brasil y Colombia.
El nuevo proyecto aumentará la manufactura de pañales a 100 millones y utilizará equipos que facilitan la innovación y mejora en el ajuste, cierre, rendimiento y diseño de los productos.
“El mercado se desarrolla sustancialmente. Centroamérica brinda la oportunidad de crecer y el aumento de la producción responde a ese potencial de negocio”, señaló Juan Carlos Agüero, gerente de Kimberly Clark en Cartago.
La estrategia de la empresa es alinear su producción al crecimiento demográfico. Costa Rica es el país de más alto consumo de pañales en la región con relación a sus vecinos; pero mercados como Guatemala, Honduras y El Salvador cuentan con un importante incremento poblacional.
La fábrica de pañales y toallas sanitarias de Kimberly Clark abrió sus puertas en el parque empresarial cartaginés en 1990, convirtiéndose en la primera presencia de la compañía en Centroamérica.
La empresa funciona fuera del régimen de zona franca.
El proyecto forma parte del plan maestro que unificará la operación en Cartago y la convertirá en modelo para América Latina.
“Tener dos sitios es un problema. Como muchas compañías, extendemos primero y consolidamos luego. La idea es hacerlo en un plazo de cinco años y afrontar requerimientos adicionales que surjan de las necesidades”, explicó Agüero.

El plan maestro se desarrolla en un terreno de 16 hectáreas. La nueva planta ocupará menos del 10% de la propiedad, lo cual posibilita duplicar la capacidad de producción de toallas sanitarias y pañales en el largo plazo.
Una de las novedades es el uso de maquinaria de alta tecnología que reducirá el consumo de energía y que se acopla a los programas de ahorro energético que se aplican en la actualidad, además supone un alza de la velocidad y productividad.

La ampliación de operaciones implica la contratación de 50 empleados entre ingenieros, técnicos y operarios. El proceso de reclutamiento ya se inició, con el objetivo de contar con el personal requerido en octubre, fecha en que las nuevas instalaciones estarán concluidas.
Kimberly Clark posee una segunda planta en Belén, enfocada en la producción de otros productos, como toallas para cocina, servilletas, faciales, papel sanitario y productos de papel para el sector industrial.

Ver comentarios