Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Kenton con gran reto

Susana Ruiz [email protected] | Miércoles 02 julio, 2008



Kenton con gran reto

Susana Ruiz
[email protected]


El técnico Rodrigo Kenton llega hoy al país para asumir las riendas de la tricolor, en sustitución de Hernán Medford, con miras a las eliminatorias rumbo al mundial de Sudáfrica 2010, donde tendrá su debut el 20 de agosto frente a El Salvador en el arranque de la cuadrangular.
Kenton, de 53 años, se caracteriza por ser un técnico conservador, que utiliza la línea de cuatro y de darles oportunidad a las figuras jóvenes, algo que espera hacer durante la eliminatoria.
“Mi deseo es hacer una buena labor y tener un grupo de trabajo que sepa interpretar la filosofía del técnico en el campo y que tenga personalidad en el juego”, indicó Kenton.
Rodrigo con amplia trayectoria en el fútbol, fue asistente del serbio Velibor Bora Milutinovic en el Mundo de Italia 90, cuando dirigió a Costa Rica y en Francia 98, al mando de Nigeria. También ocupó este cargo, para el Mundial de Corea-Japón 2002, en la era de Alexandre Guimaraes.
Kenton también clasificó a la selección sub 23 a las Olimpiadas de Atenas 2004, donde avanzó a la segunda ronda. Luego pasó a formar parte del panel de analistas de la FIFA y recientemente tenía el cargo de seleccionador sub 20 de Guatemala.
Con los chapines en la pasada eliminatoria rumbo a las Olimpiadas de Pekín, eliminó a Costa Rica, en la primera fase, aunque después quedó fuera de las justas en la fase final de la eliminatoria.
La labor de Kenton como analista de la FIFA en varios mundiales mayores y menores, le ha dado un conocimiento sobre tendencias y sistemas de juego, que deberá incorporar a una selección costarricense lenta, con pocas ideas y con una defensa frágil.
Fue jugador en las décadas de 1970 y 1980, y posteriormente dirigió equipos como el Puntarenas, Limón y a la Liga Deportiva Alajuelense.
Kenton, que se hará acompañar de en el cuerpo técnico de Victorino Quesada y Luis Diego Arnáez, no solo deberá darle una nueva cara al fútbol de la tricolor, sino que además, hacer que la afición vuelva a creer en el combinado patrio y tiene menos de dos meses para hacerlo.