Kaymer doma Pinehurst
Martin Kaymer busca su segundo título de la temporada tras ganar The Players.Streeter Lecka-AFP/La República
Enviar

Kaymer doma Pinehurst

El alemán mandó en la primera jornada del Abierto Estadounidense

Tarjetas muy bajas se esperaban en este Abierto Estadounidense, el campo de Pinehurst N°2 es todo un laberinto castigador, los birdies son difíciles de observar y los bogueys muy fáciles de conseguir.

201406122220370.a88.jpg
Durante la ronda matutina todo caminó como era de esperarse, el tres bajo par fue lo más que pudieron escribir algunos golfistas, pero rápidamente un error por ahí les costaba muy caro y terminaban bajando.
Un ejemplo claro fue Matt Kuchar, sumó tres birdies para colocarse líder, pero en las dos últimas banderas tropezó con bogeys y terminó empatado en el sexto lugar.
Así el dos bajo par de Kevin Na, Graeme McDowell, Brendon De Jonge y Fran Quinn, los llevó a empatar en la cima.
“Los últimos días me he dedicado a prepararme mentalmente para este reto. Sabía que Pinehurst no iba a dar mucho y solo castigaría. Por eso tengo mi cabeza en el lugar correcto, porque sé que no tengo que golpear la bola de forma increíble, sino colocarla en el lugar adecuado en cada momento”, comentó el norirlandés, McDowell.
Pero en las últimas horas del día apareció un inspirado Martin Kaymer para con una tarjeta de 65 golpes (-5) colocarse en lo más alto del tablero.
El alemán tuvo una fantástica ronda. Comenzó tranquilo con dos birdies en los hoyos 1 y 5, para luego sumar un boguey en el 7. Sin embargo, sus últimos nueves hoyos fueron formidables.
Birdies en el 10, 14, 16 y 17 significaron la mejor ronda del día en el campo ubicado en Carolina del Norte.
“Me ha sorprendido comprobar que los greenes estaban algo más receptivos que en los días anteriores”, explicó el golfista germano.
Kaymer, ex número uno del mundo y autor de otro putt decisivo en una Ryder (2012) para Europa, muestra que lo mejor de su golf empieza a volver poco a poco. Ya esta temporada suma la victoria en The Players. “Aquella victoria, la Ryder, me devolvió la confianza”, decía el alemán.
Entre los llamados a seguir, el número uno del mundo Adam Scott acabó con 73 (+3), un score que le complica en sus aspiraciones a buscar otro grande.
Mejor parado terminó el estadounidense Phil Mickelson, el par del campo (70) le permite soñar.
A pesar de todo la primera jornada ha deparado un número inusual de resultados bajo el par para la dureza tradicional del Abierto de Estados Unidos y el campo número dos de Pinehurst. La lluvia de la noche anterior “ha hecho que el campo esté un poco más humano y tierno”, dijo Miguel Ángel Jiménez, que todavía sigue siendo favorito entre los veteranos.
Por su parte, los golfistas latinoamericanos no salieron muy bien parados. El argentino Ángel Cabrera, el colombiano Andrés Echavarría y el estadounidense de origen peruano Roberto Castro acabaron la jornada con cuatro golpes sobre el par.
La segunda jornada será hoy, donde se espera que sea una prueba de supervivencia en la que se determinará quiénes tienen derecho a pelear por el trofeo durante los últimos dos días.

 

 

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios