Juve retrasa la sentencia
Seydou Keita tuvo su duelo particular con Stephan Lichtsteiner, al final el mediocampista de la Roma le dio el empate al conjunto romano. Filippo Monteforte-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Juve retrasa la sentencia

Empató con la Roma y todavía no puede celebrar su cuarto título consecutivo

El Juventus de Turín dio un paso casi definitivo hacia la consecución de su cuarto título consecutivo de Liga tras empatar 1-1 en su visita al campo del Roma, en un encuentro en el que los de Massimiliano Allegri perdieron la ocasión de sentenciar definitivamente la lucha por el campeonato ante un rival que acabó el choque en inferioridad numérica.
Consciente de que la igualada le servía para dejar prácticamente sentenciada la pelea por el “scudetto”, el conjunto turinés no dudó en ceder el balón a los locales, que poco o nada fueron capaces de hacer con él.
Lastrado por su parsimonioso juego, el Roma gozó de una mayor posesión, pero el dominio del choque correspondió siempre al Juventus, que no solo cerró todos los caminos hacia el área de Gianluigi Buffon, sino que además contraatacó con notable peligro.
Una faceta del juego en la que tuvo un papel protagonista el argentino Roberto Pereyra, que no desaprovechó el más mínimo error de los locales para desplegar las fulgurantes contras del equipo juventino.
A la carrera pudieron adelantarse a los 22 minutos los de Massimiliano Allegri en el marcador, pero el centro medido de Pereyra con destino al español Álvaro Morata, completamente solo para marcar, fue interceptado en el último momento por el defensa Konstantinos Manolas, que a punto estuvo de anotar en propia meta.
Juventus volvió a rozar el gol en dos nuevos robos de balón de Pereyra, pero ni el argentino Carlos Tévez, a falta de tres minutos para la conclusión del primer periodo, ni el chileno Arturo Vidal, en el arranque del segundo periodo, supieron precisar sus remates.
El conjunto turinés acabó con su falta de puntería a los 64 minutos, gracias a un espectacular lanzamiento de falta de Carlos Tévez, que puso con una magnífica parábola el 0-1 en el marcador.
Este tanto vino acompañado por la expulsión del lateral del Roma, Vasilis Torosidis, que tuvo su segunda cartulina amarilla tras verse obligado a derribar en la frontal del área al chileno Vidal.
El Juventus no supo aprovechar el golpe, pese a que instantes más tarde dispuso de una buena ocasión en las botas de Pereyra, para sentenciar el choque y el título de Liga.
Una circunstancia que no desaprovechó el Roma para reavivar sus cada vez más escasas opciones de alzarse con el campeonato, tras igualar la contienda (1-1) con un gol en propia meta de Claudio Marchisio a los 78 minutos al intentar despejar un remate de cabeza del malí Seydou Keita.
Este empate, no obstante, deja al Juventus prácticamente con el “scudetto” en el bolsillo, gracias a los nueve puntos de ventaja que mantiene sobre un Roma que dio la impresión de estar más preocupado por conservar la segunda plaza ante el acoso del Nápoles, que de pelear realmente por el título.

Roma/EFE

Ver comentarios