Enviar
Instituto Costarricense Contra el Cáncer reclama deuda por ¢1.676 millones
Junta de Protección enfrentará demanda por morosidad

• Dinero adeudado se utilizaría en necesidades de la Red Oncológica

Pablo Mora
[email protected]

Un atraso en los pagos cercano a los ¢1.676 millones, provocó que la Junta de Protección Social de San José (JPSSJ) deba enfrentar una demanda.
El monto es producto de un impuesto del 9,6% a los premios de la lotería nacional, los cuales presuntamente no se cancelan al Instituto Costarricense Contra el Cáncer (ICCC) desde diciembre de 2007.
Esa suma de dinero debería ser enviada aunque la ley de creación del ICCC se declaró inconstitucional por la Sala IV, pues ese fallo también establece la continuidad del Instituto hasta tres años después de su publicación, o bien, hasta que el Congreso reforme o elimine la entidad mediante otra legislación, expresa la denuncia presentada el pasado viernes
No obstante, la JPSSJ sí ha girado las cuotas que corresponden a las Unidades de Cuidados Paliativos, las cuales deben cancelarse según esa misma ley, y no las del Instituto, explica el documento.

Sobre el tema se intentó conocer la reacción por parte de los jerarcas de la Junta; sin embargo, Margarita Barahona, vocera de esa entidad, informó que por el momento no se referirán a este tema, pues todavía no se les ha notificado.
Sin embargo, al parecer la advertencia de esta demanda se hizo desde el 19 de mayo de este año, cuando Marcela Leandro, directora del ICCC escribió una carta donde llamaba la atención a la Junta por abstenerse del pago de las cuotas.
Por otra parte, el cobro de la deuda no se efectuó antes debido a que la Sala Constitucional no ha definido si el Ministerio de Salud podía desmantelar el Instituto o no, explicó María Luisa Avila, encargada de esa cartera y presidenta ejecutiva del ICCC.
“Existían contradicciones sobre si la Sala IV me permitía cerrar o no el Instituto Contra el Cáncer. Envié una carta para ver si me aclaraban la situación y nunca se decidieron sobre si podía proceder. Esto hizo que reactiváramos la junta directiva del ICCC y tomáramos la decisión de recaudar los pagos morosos”, indicó Avila.
Pese a los ocho meses de atr
aso en la cancelación de porcentajes provenientes de los premios de lotería, y a las cartas enviadas recordando el estado de morosidad, el dinero —según Avila— nunca fue depositado, por lo cual la junta directiva del Instituto optó por la demanda.
“No culpo a los representantes de la Junta porque posiblemente ellos también creían que la ley del ICCC se había derogado. Sin embargo, al no recibir respuesta de las cartas que enviamos solicitando el cobro, preferimos llevar el caso a una escala judicial”, manifestó Avila.
El dinero que se debe ya tiene destino: se utilizaría para cubrir las necesidades de la Red Oncológica Nacional, la cual tendrá a cargo el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes con cáncer, mencionó Gonzalo Vargas, secretario del ICCC.
“La idea es hacer un Centro de Diagnóstico de alta categoría, el cual, desgraciadamente, todavía no se ha concretado por motivos políticos”, dijo Vargas.
Ver comentarios