Enviar
“Julio” deja intensas lluvias en México

Paso de tormenta tropical obligó a la evacuación de 3 mil personas en Baja California

México
EFE

La tormenta tropical “Julio” atravesó ayer la península de Baja California, en el noroeste de México, en la que ha dejado más de 150 litros por metro cuadrado de lluvias en algunos puntos y ha forzado la evacuación de unas 3.000 personas.
El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) informó ayer que sólo las zonas norte y centro del estado de Baja California Sur se mantienen en el máximo nivel de alerta, y que en la franja meridional del estado, por donde entró el ciclón, ya se redujo a “naranja” (peligro alto).
El director de Protección Civil de Baja California Sur, José Gasón, explicó a Efe que la zona sur del estado ha sido la más afectada, pero que “todo está bajo control”.
“Lo peor ya pasó”, indicó Gasón, quien esta mañana realizaba la evaluación de algunos daños en carreteras y otras infraestructuras del estado.
En las últimas horas 3.000 personas fueron evacuadas “en todo el estado”, la mayoría de ellas en zonas rurales o cercanas a los municipios de La Paz, Loreto y Los Cabos.
Gasón indicó que las medidas se tomaron como medida de “protección previa” a posibles daños que pudieran sufrir sus viviendas.
Protección Civil demandó que se mantenga la “máxima atención” en las zonas costeras de Baja California, un apéndice de California (Estados Unidos) en cuyo extremo sur se encuentra un área turística que tiene a Los Cabos como destino más popular, especialmente para los estadounidenses.
En las próximas horas la tormenta tropical barrerá la península y se desplazará a aguas del mar de Cortés, adonde podría llegar ya convertida en depresión.
Hasta ahora las mayores precipitaciones alcanzaron los 166 litros por metro cuadrado en la localidad de Loreto, en la costa oriental de la península.
El ciclón se localizaba al cierre de esta edición 25 kilómetros al sur-sureste de Santa Rosalía, en Baja California Sur, a punto de llegar al mar de Cortés por Punta de los Tepetates.
Por ello, el mexicano Servicio Meteorológico Nacional mantiene un índice de peligrosidad “moderado” en las costas de Baja California Sur y una zona de alerta entre el Puerto de San Andresito y la Bahía de los Ángeles.
Además, en la zona oriental del estado de Sonora, fronterizo con Arizona, se ha fijado una zona de alerta desde la localidad de Guaymas hasta Puerto Libertad, en una franja de unos 300 kilómetros.
En esta ocasión para el SMN el principal problema pueden ser las lluvias que afecten en las próximas horas a Baja California, Sinaloa, Sonora y el oeste de Chihuahua.
En tierra los pronósticos apuntan a que podría haber precipitaciones de hasta 150 litros por metro cuadrado en algunas comunidades, que pueden aumentar hasta los 250 litros en zonas montañosas, lo que “podría originar inundaciones y deslaves (corrimientos) del terreno”.
Ver comentarios