Enviar
Julia Roberts gozó y ganó peso en el film “Eat Pray Love”

La actriz estadounidense Julia Roberts ha reconocido que disfrutó y ganó peso comiendo sin parar durante el rodaje de su nueva película, “Eat Pray Love” (Comer, rezar, amar), en la que comparte protagonismo con el español Javier Bardem.
Al contrario que otras actrices, que durante los rodajes escupen la comida al repetir una escena para no engordar, Julia Roberts asegura que disfrutó llenándose la tripa de pizza en una entrevista adelantada por la revista alemana “TV Movie”.
“Durante el rodaje en Roma y Nápoles podía comerme tranquilamente cuatro pizzas al día”, señala la actriz, que saltó a la fama con “Pretty Woman” y que confiesa que, pese a haber engordado “cuatro o cinco kilos”, mereció la pena.
“Es cierto que muchos aquí en Hollywood padecen trastornos alimenticios. Yo nunca he pertenecido a ese grupo”, dice la actriz, que, además, se considera una “muy buena cocinera”.
En cuanto a su trabajo con el actor español, Julia Roberts revela con cierta sorna que al principio le producía “cierto miedo” porque le tenía por “un tipo atemorizador”.
“Pero, por suerte, mis reservas resultaron falsas”, señala la actriz, quien asegura: “Mi vida ahora se limita a mi matrimonio y mi papel como madre”.
“Soy feliz. No necesito tiempo extra para mi”, declara la intérprete de 42 años de edad, que se relaja cuando disfruta de unas vacaciones con su familia y meditando: “Esta es una parte importante de mi vida. Me da paz interior”, dice.

Berlín / EFE
Ver comentarios