Enviar
Hoy arrancan conclusiones y se prevé que sentencia se conozca durante el primer semestre del año
Juicio ICE-Alcatel llega a su fin
En los próximos días Fiscalía solicitará al Tribunal las penas para el ex presidente Rodríguez y ocho imputados más

Tras ocho meses, el juicio contra el ex presidente Miguel Angel Rodríguez y ocho personas más por el caso conocido como ICE-Alcatel está cerca de su final.
Hoy cuando el reloj marque la 1.30 p.m. el Ministerio Público arrancará la etapa de conclusiones, en la cual las fiscalas Maribel Bustillo, Greysa Barrientos y Criss González harán un resumen de lo que fue todo el debate y a su juicio por qué se debe sentenciar a los imputados.
La intervención de la Fiscalía podría tardar entre una y dos semanas, y terminará anunciando cuál es la pena de prisión que se solicitará para cada una de las ocho personas que se acusan en este proceso judicial.
Posteriormente, le tocará el turno a la Procuraduría General de la República, encargada de obtener una indemnización por el daño que supuestamente se le hizo al país. Luego a la defensa legal del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de los nueve imputados.
Todo este proceso tardaría cuatro o cinco meses, dependiendo del tiempo que cada representación legal se tome.
Terminada esta etapa, todos los imputados tendrán derecho a hablar y brindarles unas declaraciones a los tres jueces que integran el Tribunal de Justicia. En este sentido, aún es incierto si el ex mandatario hablará, pues hasta el momento ha guardado silencio.
“Esa decisión no depende de él, sino de nosotros sus defensores. Vamos a esperar qué dice la Fiscalía en las conclusiones, dependiendo de ello decidiremos si don Miguel va a declarar. Nosotros no tenemos una estrategia a seguir”, manifestó Cristian Arguedas, abogado de Rodríguez.
Superada la etapa de conclusiones, el Tribunal cuenta con 20 días hábiles —por tratarse de un caso de tramitología compleja—, para deliberar y dar a conocer la sentencia.
En este juicio el ex presidente es acusado de presuntamente haber cometido los delitos de enriquecimiento ilícito y corrupción agravada por cohecho propio.
Junto al ex mandatario otras ocho personas también son investigadas por varios delitos de corrupción agravada por cohecho propio e impropio, enriquecimiento ilícito, fraudes de simulación, y penalidad del corruptor. Entre ellas, sobresale Eliseo Vargas, ex presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social y ex diputado, quien además fue sentenciado en octubre de 2009 a cinco años de prisión por peculado en el caso Caja-Fischel.
A juicio de los abogados de Rodríguez, el Ministerio Público carece de pruebas que comprueben los delitos que se atribuyen a su defendido, pues la única prueba es la declaración de Luis Antonio Lobo, ex directivo del ICE.
“La declaración de una sola persona no puede pesar para dictar una sentencia, es un principio antiguo. Es la palabra de una persona contra otra. El Ministerio Público no pudo probar ninguno de los delitos que le atribuye a don Miguel”, añadió Arguedas.
El caso ICE-Alcatel inició en 2004, cuando se conoció que supuestamente políticos y ex directivos del ICE recibieron dinero de la firma Alcatel para beneficiar la adjudicación de las primeras 400 mil líneas celulares tecnología GSM en el país.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios