Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Juegos de Japón están en la mira de activistas por uso de madera

Bloomberg | Viernes 21 abril, 2017

Yuriko Koike, gobernadora de Tokio, hará todo lo que esté en sus manos para que las Olimpiadas de 2020 sean sostenibles. Bloomberg/La República


Grupos activistas exigieron una investigación independiente sobre el uso de madera posiblemente originaria de los bosques de Malasia para la construcción del estadio olímpico de Tokio, diciendo que constituye una "violación significativa" del compromiso de la ciudad con unos Juegos 2020 sostenibles.

Los siete grupos, entre ellos Rainforest Action Network y Amigos de la Tierra Japón, declararon ayer que el contrachapado tropical que se utiliza para moldear hormigón para el estadio tenía marcas que parecen pertenecer a Shin Yang, un grupo de negocios de Malasia.
Los grupos dijeron que Shin Yang es una de las "Seis Grandes" empresas madereras en el estado de Sarawak en la isla de Borneo, un lugar donde dicen que la tala ilegal está muy extendida y la destrucción de los bosques es "extrema".
Pro su parte Gary Tan, gerente general de Shin Yang, no respondió a las llamadas que se le hicieron. La compañía dice en su sitio web que cumple con las prácticas orientadas a proteger el medio ambiente y asegurar una silvicultura sostenible.
Shogo Iwatani, portavoz del Consejo Deportivo de Japón, organismo responsable de la construcción del estadio, dijo que si bien era cierto que se estaba utilizando madera de Shin Yang para el encofrado, esta cumple con las condiciones de sostenibilidad establecidas por las normas del comité organizador.
El centro principal de los Juegos fue seleccionado en parte debido a su diseño de rejilla de madera del renombrado arquitecto Kengo Kuma, famoso por su utilización de materiales naturales.
El comité organizador de Tokio 2020 tiene un código de abastecimiento sostenible para la madera, según el cual, esta debe proceder de una actividad maderera que tenga en cuenta la conservación del ecosistema y los derechos de los pueblos indígenas.
Yuriko Koike, gobernadora de Tokio, ha dicho que hará todo lo que esté en sus manos para que sea una Olimpiada sostenible.
La euforia inicial de Japón por su oferta ganadora se ha desvanecido en medio de una serie de escándalos. El diseño futurista original para el estadio principal fue desechado debido a los costos en alza, el logotipo se cambió a raíz de acusaciones de plagio, y fiscales franceses dijeron el año pasado que estaban investigando un pago realizado a una empresa de Singapur en relación con el proceso de licitación.