Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Jubilación anticipada ayudaría a reparar banca de ahorro española

| Lunes 19 julio, 2010



Jubilación anticipada ayudaría a reparar banca de ahorro española

España redujo el sueldo de los empleados públicos y congeló las jubilaciones en el marco de su plan de austeridad para disminuir el déficit, el tercero más alto de la región que utiliza el euro. A los trabajadores despedidos de las cajas de ahorros les irá mejor.
El banco central instó a las cajas de ahorros con problemas a fusionarse, financiando el proceso con más de $12.900 millones de un fondo de rescate del Gobierno. La consolidación de las entidades crediticias, llamadas “cajas”, puede terminar costando 50 mil empleos, con la aceptación de retiros anticipados por parte de muchos trabajadores, dijo Carlos Trascasa, un socio de McKinsey & Co.
Caixa Catalunya, entidad crediticia dotada de 62 mil millones de euros en activos a la que se asignaron 1.250 millones de euros de fondos gubernamentales para respaldar su fusión con otras dos cajas, ofrece al personal mayor de 60 años la posibilidad de aceptar el 95% de su sueldo hasta los 64 años, dijo Carlos Domingo, un funcionario del sindicato de bancos de ahorros de la región española de Cataluña.
Los trabajadores también recibirán una suma única de 20.500 euros, además de aportes jubilatorios en el marco de un acuerdo que constituirá un modelo para las negociaciones en otras cajas, dijo.
“Es una clara contradicción con el mensaje de austeridad del Gobierno”, dijo Carles Campuzano, vocero de política laboral de Convergencia i Unio, un partido catalán que apoya a las empresas, haciendo referencia a la perspectiva de los retiros anticipados masivos. “También contradice el mensaje oficial de que la gente trabaje más tiempo antes de jubilarse”.
La tarea de reestructurar las cajas, entidades crediticias que otorgan alrededor de la mitad de los préstamos de España, tiene una nueva urgencia en momentos en que aumentan los créditos impagos relacionados con diez años de auge inmobiliario. El Banco de España intervino CajaSur, un banco de ahorros insolvente, en mayo. Los organismos reguladores europeos darán a conocer los resultados de las pruebas de resistencia de los bancos españoles el 23 de julio.
Resolver la situación de la morosidad en los préstamos y reducir costos en las cajas es solo una parte del plan del Gobierno de recomponer un sector que multiplicó el crédito más de cinco veces durante el auge inmobiliario español de diez años, haciendo que los préstamos para la construcción y compra de bienes raíces llegaran a 241 mil millones de euros. El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, el segundo más grande de España, estima que el costo de recomponer la “parte” del sector que lo necesita será de 50 mil millones de euros.
Las cajas negocian retiros anticipados mientras el Gobierno trata de ayudar a las compañías a reducir personal de forma más barata. Un decreto sancionado en junio facilita a las firmas en problemas la opción de indemnizar al personal con 20 días de sueldo por cada año trabajado en lugar de los 45 días que se ofrecen en la mayor parte de los contratos.
“La verdad es que no parece justo, porque se van a su casa y se les paga, mientras que los empleados más jóvenes trabajan por menos”, dijo Laura García, de 43 años, técnica de investigación de mercado que está sin trabajo desde hace 18 meses, en una entrevista frente a un centro laboral de Madrid.
Hace mucho que las cajas usan el retiro anticipado para reducir la plantilla de personal, proceso que ha sido bueno para los empleados, si bien caro para los bancos.
Ignacio Barragán, de 64 años, ha pasado buena parte de su tiempo jugando golf y tenis desde que se retiró a los 54 años de Caja Madrid en 1999 luego de una carrera de 33 años que lo llevó a la jerarquía de director regional. Ha ganado el 100% de su sueldo desde entonces y estima que su ingreso caerá aproximadamente un 25% cuando empiece a depender de pensiones estatales y privadas en agosto.
“Opté por disfrutar de mis pasatiempos, y en el plano económico no había nada que me lo impidiera”, dijo Barragán en una entrevista telefónica. “Para mí fue una gran solución”.
La combinación de Caixa Catalunya con Caixa Manresa y Caixa Tarragona, otras dos cajas catalanas, permitirá a los trabajadores de entre 56 y 59 años recibir el 85% de su sueldo más una suma única de 31 mil euros si dejan de trabajar, dijo Domingo, el funcionario sindical.
Los empleados también pueden optar por tomar una licencia de cuatro años y recibir la cuarta parte del sueldo. Los acuerdos afectan a 1.300 empleados, alrededor del 14% del personal de las tres cajas de ahorros, dijo.
“Nuestros miembros no tienen la culpa de lo que ha pasado en el sector, y no se les debe castigar por ello”, dijo Domingo. El salario promedio en el sector bancario de España era de aproximadamente 42 mil euros en 2008, dijo el Instituto Nacional de Estadísticas.
El Gobierno y las cajas de ahorros deben tomar en cuenta la necesidad de reparar el sector lo antes posible para respaldar el crecimiento económico cuando este se produzca, dijo Alvaro Cuervo, profesor de Administración de Empresas en la Universidad Complutense de Madrid. Si bien sería mejor no utilizar dinero público para financiar los retiros anticipados, otra consideración que tener en cuenta es la tasa de desempleo de España de alrededor del 20%, la más alta de la eurozona, lo que no ayuda a encontrar trabajo, dijo.

Madrid