JPMorgan y Barclays apuestan por préstamos apalancados
Enviar
JPMorgan y Barclays apuestan por préstamos apalancados

Nueva York JPMorgan Chase & Co., en tamaño el segundo banco de Estados Unidos, y Barclays Capital encabezan a las firmas que están concertando préstamos de alto rendimiento y alto riesgo por $4.750 millones para financiar adquisiciones conforme el mercado de créditos apalancados da señas de reanimarse.
Los bancos ayudarán a vender préstamos con calificación crediticia de basura por $600 millones para la compra, por un grupo de inversionistas, de una participación del 65 % en Skype, la filial de EBay Inc. de llamadas por Internet. Warner Chilcott Plc, fabricante de píldoras anticonceptivas y remedios contra el acné, está tomando prestados $4.150 millones para comprar la división de fármacos de receta de Procter & Gamble Co.

Compañías con calificaciones crediticias de grado especulativo acudieron al mercado de préstamos dos veces en dos semanas y recaudaron más de un 50% de toda la deuda bancaria usada para financiar adquisiciones este año, según estadísticas compiladas por Bloomberg y Leveraged Commentary and Data, una división de Standard & Poor’s.
Es posible que la capacidad de las compañías de Estados Unidos de tomar prestado de los bancos indique la reapertura de los préstamos apalancados, que se desplomaron el 90% este año en comparación con el mismo periodo en el 2007, cuando los bancos competían por financiar adquisiciones.
“Si los bonos de alto rendimiento están en la sexta o la séptima entrada de su recuperación, nosotros estamos en la primera o la segunda entrada del mercado de préstamos”, dijo Tim Broadbent, director gerente de financiación apalancada en Barclays Capital en Nueva York. “Se verá un aumento bastante notable de los anuncios durante el cuarto trimestre”.
Los bancos concertaron préstamos apalancados por $68.400 millones este año, un descenso del 71% frente al mismo periodo en el 2008, según las estadísticas de Bloomberg. Mientras, compañías de grado especulativo, aquellas calificadas por debajo de Baa3 por Moody´s Investors Service y por debajo de BBB- por S&P, emitieron bonos basura por un valor de $87.100 millones, o un 45 % más que el año pasado.
Las compañías están usando $9.000 millones, o un 13%, de la deuda bancaria emitida este año para financiar adquisiciones de empresas en tanto el volumen de fusiones y adquisiciones de Estados Unidos ha declinado un 50 % a $338.500 millones, según estadísticas de Bloomberg y S&P LCD.
Los préstamos apalancados dan señas de reanimarse al tiempo que las estadísticas económicas indican que Estados Unidos está saliendo de la peor recesión en setenta años. El sector de los servicios, que constituye el 90% de la economía de Estados Unidos, se contrajo al ritmo más lento en 11 meses y la manufactura se expandió por vez primera en 19 meses, dijo el Institute for Supply Management, la asociación de los gestores de oferta del país, esta semana.

Ver comentarios