Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



NACIONALES


Jóvenes salen sin rumbo del colegio

Maria Siu msiu@larepublica.net | Viernes 28 febrero, 2014

Una carrera es una elección de vida, dijo María Emilia Campos, gerente de Marca de la Universidad Hispanoamericana. Gerson Vargas/La República


Falta materia en formación para la vida

Jóvenes salen sin rumbo del colegio

Habilidades, manejo de un segundo idioma y orientación profesional generarían diferencia

Carecer de preparación técnica, de un segundo idioma y la falta de orientación profesional para la toma de decisiones limita el éxito de los jóvenes una vez que concluyen la secundaria.

La inclusión de una materia de formación para la vida que prepare a los jóvenes sería un primer paso.
Debería impartirse desde antes del cuarto o quinto año, y formar en aspectos como hacer un currículo y las carreras de mayor demanda.
Actualmente, la mayoría de la población desempleada se encuentra en edades entre 15 y 34 años. Los jóvenes sin trabajo suman 132.288 al tercer trimestre del año anterior, revela la Encuesta Continua de Empleo.
“No es que salgan mal preparados, es que no visualizan áreas de oportunidad. El manejo del inglés es una gran limitante y hace una diferencia entre quienes se gradúan de educación privada y pública”, dijo Damaris Sánchez, directora de Servicios de Consultoría en Recursos Humanos de PwC.
La flexibilidad para trabajar en ambientes multiculturales, la apertura para el trabajo en equipo y la falta de liderazgo son otras de las carencias.
En lo que a idioma se refiere, aparte del inglés, saber portugués sería un plus a la hora de una contratación. Tampoco se requiere salir de secundaria con una carrera bajo el brazo, aunque sería lo ideal.
El sistema necesita atender la diversidad de inteligencias y exigir más a los jóvenes. El bachillerato nacional se enfoca en evaluar por medio de exámenes de opción múltiple, de memoria, no en destrezas y habilidades.
“Quienes trabajamos en el sector privado sabemos que la riqueza y desempeño de una economía es resultado directo de las destrezas y habilidades de su población, y que el sistema educativo cumple un rol principal en formarlas”, manifestó Steve Aronson, representante de Costa Rica en el Consejo Regional de Bachillerato Internacional y fundador de Café Britt.
El Bachillerato Internacional es un programa que cambia a los colegios de forma integral con capacitación docente, infraestructura, conectividad, bibliotecas, contenido de los cursos y la metodología.
Por su parte, las universidades tienen la responsabilidad de actualizar su oferta académica para proporcionar la formación que el mercado necesita.
“Es vital que los estudiantes comprendan que ellos tienen que asumir su papel de aprendiz en forma autónoma y dinámica. Sin el esfuerzo de los estudiantes, sin su dedicación y persistencia, no es posible obtener logros educativos”, dijo Clotilde Fonseca, rectora de la Universidad Latina.
En ese sentido, instruir a los estudiantes para seleccionar la carrera con base en sus habilidades y destrezas, es parte de la responsabilidad asumida por las casas de estudio.
“Sabemos que es una elección de vida que debe tomarse con tiempo y no a la ligera. Este análisis de las capacidades y destrezas de la persona está relacionado con las necesidades del mercado laboral”, señaló María Emilia Campos, gerente de Marca de la Universidad Hispanoamericana.

 

María Siu Lanzas
msiu@larepublica.net
@La_Republica

 






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.