Jóvenes chinos, meta tica
Que sus productos se vendan en China dependerá de los jóvenes ya que consumirán más, dijo Juan Carlos Martínez, director de la Oficina para Centroamérica en China. Marco Monge/La República
Enviar

Esta población es la que está más dispuesta a consumir productos tropicales

Jóvenes chinos, meta tica

Ingreso será mayor en una década

La clave del éxito de hacer negocios con China está en buscar personas jóvenes, preferiblemente que hayan nacido después del 90, ya que son las que están menos arraigadas a la cultura tradicional china.
Estos están más dispuestos a consumir productos occidentales y tropicales que no sean normales en su consumo diario, además de probar nuevos.

201308202231400.n33.jpg
Esta generación va a tener un ingreso alto dentro de diez años, porque ha tenido más oportunidades de estudio y con más trabajo que sus padres.
Cómo negociar con China, fue el tema del que se habló en el almuerzo empresarial organizado por LA REPÚBLICA, impartido por el economista Juan Carlos Martínez, director de la Oficina para Centroamérica en China.
Para el empresario costarricense que esté interesado en entrar al mercado chino, este nicho es importante porque es el que sostendrá la economía de una potencia emergente, y por ende con un poder adquisitivo más grande.
Además es importante que su producto tenga un valor agregado atractivo para el cliente final, por ejemplo los lácteos que se exportaron a China en meses pasados, ya eran productos terminados debidamente empacados.
Este auge de los productos no tradicionales en la dieta china viene porque en la población de ese país se tiene cierta desconfianza a los productos hechos dentro de la nación asiática, por la poca regulación que se da en materia alimentaria a lo interno.
Por ende, si el cliente tiene el dinero para solo consumir productos importados, no va a escatimar en pagar para hacerlo comúnmente.
Así mismo, por la ley de Estado, que dice que una familia solo puede tener un hijo, este va a tener los ingresos en la familia de cerca de seis personas contando con sus padres, y abuelos paternos y maternos, que viven por tradición en la casa de sus hijos cuando ya están mayores.
Esto los hace ser más consentidos, y obtener una gratificación instantánea, por lo que si quieren ingerir diferentes productos no chinos los van a tener.
La generación va a tener que cuidar de sus padres cuando sean mayores, así como de sus propios hijos, por eso también buscará los mejores productos para atenderlos, dijo Martínez.

Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios