Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



ACCIÓN


Jóvenes promesas ticas se consolidan tarde

Emanuel Hidalgo [email protected] | Miércoles 24 octubre, 2018

Jaylon Hadden (Saprissa), Barlon Sequeira (Alajuelense) y Jimmy Marín (Herediano) deben reventar pronto el capullo para figurar en la Sele.
Jaylon Hadden (Saprissa), Barlon Sequeira (Alajuelense) y Jimmy Marín (Herediano) deben reventar pronto el capullo para figurar en la Sele. Archivo/La República


La Selección Nacional de Costa Rica ha empezado su cambio generacional, normal luego de participar en dos mundiales con la misma base de futbolistas.

Sin embargo, las jóvenes figuras que pretenden ser parte de la plana mayor todavía carecen de experiencia, principalmente en el campeonato nacional.

Si se comparan con jugadores de otras selecciones de la misma edad, la mayoría se encuentra atrasada en el proceso.

Así es el caso de algunos de los nuevos futbolistas que participaron en los últimos fogueos, los cuales han alzado la mano por un cupo en el equipo gracias a sus buenas actuaciones en el torneo local, pero que todavía no son piezas claves de sus equipos.

Por ejemplo Allan Cruz o Barlon Sequeira, que ya son titulares en sus equipos y empiezan a ser figuras; en el caso de Cruz, es el segundo torneo destacando, incluso fue el mejor calificado dentro de estos fogueos, pero todavía le hace falta mayor roce internacional.

Por su parte, el manudo Sequeira hasta el actual campeonato se ha hecho de la titularidad, pero necesita demostrar esta regularidad en la alineación eriza para poder ser tomado en cuenta por el seleccionador Gustavo Matosas.

En el caso de Jimmy Marín y Jaylon Hadden, a pesar de sus cualidades, no cuentan con la titularidad en todas las fechas para destacar en sus respectivos clubes.

Y es que nuestro país está un paso atrás.

Muchos de los grandes equipos de Europa y Suramérica se empiezan a fijar en las nuevos talentos desde épocas juveniles.

A los 17 años muchos ya han debutado con el primer equipo o son cedidos a préstamo para que tengan oportunidad de ser titulares.

Incluso en Suramérica a esa temprana edad ya son pretendidos por grandes clubes y ya han pasado al continente europeo en busca de nuevos objetivos.

Un ejemplo de esto es Uruguay, país con menor población que Costa Rica pero que según el estudio que hizo CIES Football Observatory en 2017, es el décimo país con mayor cantidad de jugadores en el extranjero.

Y se puede evidenciar citando futbolistas que no superan los 23 años y ya están en grandes clubes de Europa como Gastón Pereiro (PSV), Lucas Torreira (Arsenal), Rodrigo Bentancur (Juventus) o José María Giménez, figura indiscutible en la defensa del Atlético de Madrid.

Sin embargo, también se puede ver el avance de jugadores del área, los cuales llevan un buen proceso y ya son figuras en sus diferentes equipos como Christian Pulisic (EE.UU.), Irving Lozano (MÉX) o Alberth Elis (HON).

Además, si se analiza un poco la participación de las selecciones menores en las últimas presentaciones de grandes torneos, no han sido destacadas y tampoco ha surgido un nuevo referente a nivel juvenil.

En las últimas presentaciones infantiles, Costa Rica no tuvo resultados prometedores.

En el mundial Sub-17 en la India quedó eliminada en fase de grupos sin ganar.

En el Sub-20 de Corea clasificó a octavos tras sacar cuatro unidades en su grupo dejando buen sabor pero sin destacar, ambos torneos fueron en 2017 y este año, en los Juegos Centroamericanos en Barranquilla, Colombia, quedaron eliminados a manos de Honduras en la primera fase.

Parte de este problema viene por la falta de regularidad, la cual sigue siendo un factor que pesa en el torneo de nuestro país y queda evidenciado con la regla de los 1.440 minutos de participación para jugadores Sub-21, la cual casi la mitad de los equipos no la han cumplido a falta de cuatro fechas por jugar.

Si recordamos bien, una parte de los jugadores que fueron parte de la histórica selección de Brasil 2014 habían sido del equipo juvenil cuarto lugar del Mundial de Egipto 2009 y el de Colombia 2011, los cuales contaron con regularidad gracias a la implementación de esta regla, evidenciando la importancia de los procesos en divisiones menores.

Ahora, este será uno de los grandes retos del seleccionador Matosas, utilizar nuevas figuras que se adapten en su sistema de juego y sean el recambio de zonas en las que urge sangre nueva, como el medio campo y el ataque nacional.

A pesar de esto necesita la ayuda de los clubes para cumplir con su tarea.









© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.