Logo La República

Martes, 27 de febrero de 2024



FORO DE LECTORES


José Antonio Llorente y la Revolución en la Comunicación Estratégica

Pablo Duncan pduncan@clcglobal.cr | Lunes 08 enero, 2024


pd


Pablo Duncan-Linch

Socio Director de CLC Comunicación, afiliada a Llorente y Cuenca (LLYC)

En un mundo donde la información fluye sin cesar y la desinformación amenaza la integridad de las instituciones, la comunicación se ha convertido en un elemento crucial para el éxito de las empresas y organizaciones. Esta era de escepticismo y retos constantes exige una aproximación a la comunicación que va más allá de la mera transmisión de datos: se necesita una gestión estratégica de la reputación. José Antonio Llorente, co-fundador de LLYC, fue un pionero en reconocer y actuar sobre esta realidad, convirtiendo la comunicación en un arte que equilibra habilidad, ética y visión estratégica.

Llorente entendía que la comunicación efectiva no solo consiste en hablar o emitir mensajes, sino en construir diálogos significativos y relaciones de confianza. En un entorno donde la competencia por la atención y los recursos es feroz, él veía la diferenciación a través de una comunicación genuina y transparente como la clave para una reputación superior. Esta visión no solo aplicaba a la interacción con consumidores y stakeholders, sino que permeaba todas las facetas de la comunicación corporativa y pública.

La partida física de José Antonio nos deja un enorme vacío, pero su influencia y enseñanzas continúan y continuarán resonando en el campo de la comunicación y los asuntos públicos. Llorente no solo fue un estratega excepcional, sino también un visionario que supo adelantarse a los cambios en la era digital. Entendía el Internet y las redes sociales no solo como herramientas para difundir información, sino como plataformas cruciales para el diálogo auténtico y la construcción de comunidades.

Su compromiso con una comunicación ética y transparente era más que una práctica profesional; era un principio de vida. Esta convicción se reflejó en su análisis agudo sobre cómo la crisis económica global moldeó el escepticismo social y la necesidad de restaurar la confianza en las instituciones. Bajo su liderazgo, LLYC no solo se convirtió en un referente en el sector, sino también en un modelo de integridad y excelencia.

José Antonio, además, se distinguió por su humanidad y generosidad. Su enfoque en la mentoría y el desarrollo del talento ha dejado una huella profunda no solo en LLYC, sino en toda la industria de la comunicación. Su filosofía de acercamiento y empatía con el público es un legado que sigue vivo en cada uno de los proyectos y estrategias que LLYC lleva a cabo.

No tengo palabras para expresar la tristeza por su ausencia, ni el agradecimiento por haber podido aprender de él y contar con su amistad. Siempre será un faro en el mundo de la comunicación y la gestión de la reputación. Su enfoque en la comunicación estratégica, ética y transparente y su habilidad para anticipar y adaptarse a los cambios del entorno han marcado nuestra vida profesional y la industria, en especial en España y Latinoamérica. En CLC Comunicación, afiliada a LLYC, seguimos su ejemplo, comprometidos a mantener vivo su espíritu de innovación, excelencia y humanismo en nuestro trabajo diario.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.