Jorge Luis Pinto es sinónimo de caos en la Selección Nacional
Bryan Ruiz, Joel Campbell y Keylor Navas criticaron fuertemente la forma de trabajar del extécnico de la Selección Nacional, Jorge Luis Pinto. Ronaldo Schemidt-AFP/La República
Enviar

Una vez que Jorge Luis Pinto finalizó su mandato con la Selección Nacional de Costa Rica posterior al Mundial Brasil 2014, se abrió la caja de Pandora en el camerino tico y salió a la luz pública todo el mal que contenía el banquillo costarricense.

Los jugadores y el mismo entrenador aprovecharon sus perfiles personales en redes sociales, entrevistas en medios de comunicación nacionales e internacionales para desahogarse.

Algunos jugadores lo tildaron de “desgastante” y hasta “dictador”.

Esos seleccionados que tuvieron roces en la “Era Pinto” estuvieron en Rusia 2018 y hoy forman parte del grupo de experimentados de la Tricolor.

Sin embargo, ¿acaso olvidaron los costarricense los antecedentes conflictivos entre el colombiano y los jugadores?

¿Es saludable que se valore el regreso de Pinto a la dirección técnica de Costa Rica?

Estas preguntas tendrá que evaluarlas y responderlas el Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), encargados de elegir al siguiente timonel del combinado patrio tras la salida de Óscar Ramírez.

En los últimos días el nombre del cafetero retumba entre los principales candidatos a encargarse del mando de la Nacional pero heridas profundas siguen abiertas y no sanarán de la noche a la mañana.

Disputas en el camerino

El extécnico de la Selección de Costa Rica, aseguró a la cadena Fox Sports Colombia que el capitán de la Nacional, Bryan Ruiz, fue al Mundial de Brasil 2014 de luna de miel.

Ruiz no se quedó callado y señaló que el entrenador era una persona subyugante y creó un ambiente de tensión.

“Él (sobre Pinto) desea controlarlo todo pero ese método es muy complicado para un grupo, porque se dan diferencias que desgastan a un equipo”, dijo el capitán de Costa Rica en su momento.

Pinto también la emprendió contra el portero Keylor Navas, asegurando años después que es un guardameta falto de liderazgo, aunque de gran nivel.

Keylor se mantuvo al margen de las críticas hacia el colombiano pero días antes del Mundial de Rusia, lanzó un dardo a Pinto y un voto de confianza y agradecimiento a Óscar Ramírez.

“En un Mundial como Brasil muchos dimos todo a pesar de que no se nos respetó en muchas cosas y dimos todo por el país, ¿no lo vamos a dar ahora que tenemos alguien que nos respeta? Estamos a muerte con el entrenador, mucha gente lo quiere atacar, quiere inventar cosas”, comentó Keylor Navas.

Otro de los críticos del colombiano fue Joel Campbell.

En redes sociales, Joel escribió: "Yo apoyo la exigencia, el sacrificio y la disciplina, pero no la dictadura... No confundan una cosa con la otra", refiriéndose a Pinto.

Ante reacciones como esas, el cafetero escribió una carta desde Alemania en su sitio web, en la que aseguró que solo tenía mano fuerte, mas no era dictador.

Y continuó: “Si ser estricto con la disciplina y no dejar nada al azar me hace una mala persona como algunos están insinuando en los últimos días, entonces lo soy... Si hablar con un tono fuerte y tener carácter es ser grosero, entonces lo soy...”, escribió.

Por otra parte, Marco Ureña también fue víctima de su punzante verbo.

El técnico le dijo a Ureña que se arrepintió de llevarlo al Mundial y esto generó molestias en el atacante, incluso lo llamó “bipolar”.

También Jorge Luis Pinto tuvo roces con el médico de la selección de Costa Rica Alejandro Ramírez (cuestionaba los informes sobre las lesiones de los futbolistas), con la nutricionista Ligia Chávez (dudaba de los alimentos que ella preparaba) y con el preparador físico Érick Sánchez (criticaba sus trabajos de calentamiento catalogándolos de "malos").



Ver comentarios