Enviar
Johnson, el último invitado

Lo importante no es llegar primero, sino saber llegar. Eso mismo fue lo que hizo Zach Johnson en el John Deere Classic, donde se quedó con la victoria luego de vencer en desempate a Troy Matteson, quien había dominado el torneo desde el primer día.
El espectacular score de 61 golpes (diez bajo par de campo) de Matteson en la ronda inicial lo puso al frente del Classic y de ahí parecía que no se iba a mover hasta acabar el torneo y terminar con el trofeo en mano.
Además, Matteson llegó al último recorrido con tres golpes de ventaja sobre su más directo rival, su compatriota Steve Stricker y uno más sobre Johnson, por lo que encaró esta última jornada tranquilo.
Sin embargo, en última instancia salió inesperadamente Johnson para detener en seco a su compatriota y dejarse la victoria por la vía del playoff.
Una tarjeta de 65 impactos (-6), que empezó a cuajarse con el birdie en el hoyo 7, después sumó otros en el 8, 10, 13, 14 y finalmente en el 17, puso a Johnson de cara al desempate.
Ahí llegó Matteson, quien luego de un doble bogey en el 15 que casi le cuesta el torneo pudo reaccionar con un albatros en el 17 y decir presente al desempate.
El hoyo 18, un par cuatro, fue el escenario del desempate. Increíblemente el primer intento fue desastroso para ambos y acabaron con seis impactos, por lo que tuvieron que volverlo a repetir.
Ahí Johnson encontró oro, hizo birdie -el único que logró en esa bandera en las seis ocasiones que la jugó- y se quedó con el título en el TPC Deere Run, en Silvis, Illinois.
Desde hoy el golf mira hacia el Viejo Continente donde esta semana se juega el tercer Grand Slam de la temporada, el Abierto Británico, que se celebra en el Royal Lytham & St. Annes Golf Club, St. Annes, en Inglaterra.

Consulta: www.pgatour.com
Dinia Vargas
[email protected]


Ver comentarios