Johnny fuerte, Johnny débil
A semanas de que inicie la campaña electoral, Johnny Araya mantiene el liderazgo, y sus rivales empiezan a ganar adeptos y repuntar en las encuestas. Arte Jean Carlo Castro/ La República
Enviar

ANÁLISIS

Sondeo sugiere segunda ronda

Johnny fuerte, Johnny débil

Clase popular favorece a Araya, empresarios flirtean con Luis Guillermo Solís

A seis semanas del inicio de la campaña electoral, el candidato presidencial del Partido Liberación Nacional, Johnny Araya, está bien o mal posicionado, dependiendo de la clase socioeconómica que sea consultada.
Por un lado, Araya cuenta con una ventaja significativa frente a los demás contrincantes, al sondear a los costarricenses de clase popular.

201308202228590.n55.jpg
Sin embargo, quedó apenas empatado con el candidato del Partido Acción Ciudadana, Luis Guillermo Solís, en la opinión de los lectores de LA REPÚBLICA, quienes son más que todo personas profesionales.
El resultado es positivo para Araya, dado que hay más votantes de la clase trabajadora que la ejecutiva.
Sin embargo, la intención de voto obtenida de los lectores de este medio, podría provocar una segunda ronda.
Araya recibió el 44% de apoyo entre las personas de clase trabajadora con intención de voto definida.
Pero, el escaso margen con que lidera la intención de voto entre los lectores de LA REPÚBLICA, traería esa cifra abajo.
La única tendencia en común, entre los dos grupos, fue el nivel bajo de apoyo para Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario.
Las cifras a continuación, se refieren a las preferencias de las personas con intención de voto definida.
Son el resultado de dos sondeos, ambos realizados en la primera quincena de este mes.
El primero fue realizado entre mil personas en el centro de San José.
Mientras, el otro por correo electrónico personal a 297 lectores de LA REPÚBLICA.
En el caso de este sondeo, no  pretende tener carácter científico, sino ser únicamente una investigación aleatoria entre estos grupos de personas.
Desde que inició la carrera electoral, Araya lidera la intención de voto, e incluso en algún momento superó el 40% entre quienes tenían la intención de voto definida.
La novedad es que ahora, con el resto de actores definidos, la competencia es clara para el exalcalde.
Habrá que esperar el repunte que puedan tener sus rivales.

Daniel Chacón
[email protected]

Ver comentarios