Jobs preocupa a accionistas de Apple
Enviar
Jobs preocupa a accionistas de Apple


San Francisco- Los esfuerzos de Steve Jobs por tranquilizar a los seguidores de Apple Inc. respecto de su salud dejaron a algunos inversores con más preguntas que respuestas.
“No sé si el mensaje que recibimos me hace creer que Steve volverá gozando de perfecta salud”, dijo Jim Grossman, analista de Thrivent Asset Management, de Appleton, estado de Wisconsin, que supervisa unos $67 mil millones, incluso 828.047 acciones de Apple desde septiembre. “A corto plazo son buenas noticias, pero eso no significa que su salud haya dejado de ser motivo de preocupación”.

Jobs, que el año pasado apareció cada vez más delgado en reuniones de la compañía, dio a conocer una carta abierta en la que decía que su pérdida de peso era un misterio hasta hace muy poco, cuando los análisis de sangre indicaron que tenía un desequilibrio hormonal no especificado. Jobs dijo que seguirá siendo máximo responsable ejecutivo mientras se somete a lo que calificó de un tratamiento “relativamente simple y directo” que debe de permitirle recuperar peso para fines de la primavera boreal.
Jobs dijo que sería el primero en informar al directorio de Apple si en algún momento dejara de estar en condiciones de desempeñarse como jefe ejecutivo. En marzo dijo a los accionistas que el directorio podría elegir su reemplazante de entre los miembros del equipo gerencial de Apple, incluso el director de operaciones Timothy Cook. Apple tiene un plan confidencial de sucesión desde hace varios años, dijo el vocero Steve Dowling.
Si Jobs se fuera de Apple, probablemente las acciones perderían un 10% de su valor, dijo Gene Munster, analista de Piper Jaffray & Co. en Minneapolis. Eso eliminaría unos $8.400 millones de la capitalización de mercado de Apple, por debajo de la declinación del 25% que habría causado la partida de Jobs el año pasado, agregó Munster.
Jobs dijo que se le pidió que hablara sobre su salud luego de haber decidido que no asistir a la Macworld Expo en San Francisco, donde ha tenido a su cargo el discurso principal los últimos 11 años. Agregó que esto dio lugar a “una serie de rumores sobre mi salud que comprendieron artículos que ya me ponían en el lecho de muerte”.
Vestido con su característico suéter negro de cuello alto y pantalones vaqueros, Jobs aprovechaba Macworld para dar a conocer nuevos productos, como el iPhone en 2007.
“El aporte de Steve reside en que es el filtro brillante que escoge qué productos llegan y cuáles no lo hacen”, dijo Grossman. “No tienen más que convencernos de que cuentan con gente muy inteligente. No tiene por qué haber un mago detrás de la cortina”.

Ver comentarios