Jiménez busca unir al PLN y alianza opositora
“Las aguas en el PLN están agitadas, tenebrosas, no puedo decir otra cosa; sin embargo, Liberación es un partido grande, que al final de todo, se unirá”, dijo Juan Luis Jiménez, diputado del PLN. Esteban Monge/La República
Enviar

Calmar las aguas a lo interno del PLN y revivir la alianza opositora en el Congreso, son las tareas que se propuso ayer Juan Luis Jiménez, tras ser nominado por su partido como candidato a dirigir la Asamblea Legislativa.
El verdiblanco confía en que al final del día, la división que afecta a su partido por el tema de género se diluya y con ello, pueda ofrecer al PUSC, al Movimiento Libertario y al bloque cristiano, un plan de trabajo para dirigir el Congreso.
Aunque Jiménez se impuso ayer por diez votos contra siete frente a su compañera Sandra Piszk, varios de sus compañeros ven “una nebulosa” en la elección, no solo porque Ronny Monge, diputado del PLN, está dispuesto a dejar la fracción si lo obligan a apoyar a Jiménez, sino sobre todo, porque ayer el bloque que apoyó a Piszk, negó un llamado a la unión para que ellos nombraran al nuevo jefe de fracción.
“Los perdedores en el PLN no quieren aceptar su derrota y con ello el nombramiento de Jiménez se tambalea, no aceptaron la oportunidad de nombrar al nuevo jefe de fracción y cubren esta decisión de una nebulosa, de una incertidumbre impropia para un partido como Liberación”, dijo Danny Hayling, diputado verdiblanco.
En cuanto a lo externo, el diputado tenía previsto comenzar cuanto antes las negociaciones con el PUSC, los libertarios y el bloque cristiano.
Para convencer a los primeros dos grupos políticos, Jiménez estaría dispuesto a comprometer los votos de su partido, para que se apruebe una vía rápida para varios proyectos que ayudarían a contener el gasto, como serían el establecimiento de un límite para los salarios del sector público y las pensiones con cargo al presupuesto nacional.
En cuanto al bloque cristiano que incluye a cuatro legisladores de Alianza Demócrata Cristiana, Renovación Costarricense y Restauración Nacional, Jiménez asevera que conversará con ellos en los próximos días.
Sin embargo, estos tienen buena opinión de Jiménez por sus posiciones conservadoras en torno al aborto y las sociedades de convivencia.
“Las aguas en el PLN están agitadas, tenebrosas, no puedo decir otra cosa; sin embargo, Liberación es un partido grande, que al final de todo se unirá. Por otra parte, en cuanto al tema de impuestos, esta fracción no apoyará tributos hasta que se contenga el gasto”, dijo Jiménez.


201604262103590.recuadro-8.gif


Ver comentarios