Enviar
Jerusalén en estado de emergencia

Cuatro muertos y 45 heridos en ataque con excavadora en centro de la ciudad

Jerusalén
EFE e Internet

Un palestino que conducía una excavadora mató ayer a tres personas e hirió a 45 tras embestir un autobús, vehículos y transeúntes, antes de ser abatido en el centro de Jerusalén, indicaron los servicios de emergencia y la policía israelíes.
El conductor de la excavadora se lanzó en una carrera de unos cientos de metros en la calle Jaffa, la principal arteria comercial de Jerusalén, embistiendo a su paso un autobús, que volcó, vehículos y transeúntes, antes de ser abatido, mientras seguía al frente de la máquina, por un policía de élite.
“Contamos por ahora cuatro muertos, incluyendo al conductor de la excavadora, y 45 heridos, entre ellos tres de gravedad”, declaró Yeroham Mendola, portavoz del Magen David Adom, equivalente israelí de la Cruz Roja.
Entre los heridos que quedaron en el interior del autobús figura un bebé, según esa fuente.
La policía israelí afirmó que se trataba de un “ataque terrorista” perpetrado por un palestino que vivía en Jerusalén este ocupada.
Dijo que tenía 30 años y que vivía en el pueblo de Sur Baher, casado, padre de dos hijos y con antecedentes penales.
El ataque fue reivindicado por un grupo palestino poco conocido, llamado “Las brigadas de los hombres libres de Galilea”. En un llamado telefónico a la AFP en Ramala (Cisjordania), un interlocutor dijo que el autor del ataque se llama Hussan Taysir Dwayat.
Desde Gaza, el movimiento islamista Hamas, que controla la franja de Gaza desde junio de 2007, calificó el ataque de Jerusalén como una “respuesta natural a las agresiones israelíes”, pero indicó que no tenía ninguna información sobre los autores.
El presidente estadounidense George W. Bush expresó sus condolencias al primer ministro israelí Ehud Olmert, indicó la presidencia del consejo israelí.
“El presidente Bush llamó al primer ministro Olmert para expresarle sus condolencias al pueblo israelí tras el sangriento ataque de Jerusalén”, declaró a la AFP el portavoz de Olmert, Mark Regev.
Gran Bretaña también condenó este “acto horrible”, confiando en que no perjudique el proceso de paz israelo-palestino.
Israel considera que Jerusalén es su “capital indivisible” desde que en 1967 conquistó la parte oriental de la ciudad.
“Aún si un tercio de los habitantes de Jerusalén son ciudadanos árabes, el conjunto de la ciudad está bajo soberanía israelí. Quien piense que los ciudadanos árabes lograrán dividir la ciudad y retirarla del control israelí, se equivocan”, afirmó el ministro israelí de Seguridad Interior, Avi Dichter.
El ataque se produjo cerca de la obra en construcción del tranvía, provocando escenas de pánico.
“Vi un tractor que derribaba vehículos en la calle Jaffa. La gente comenzó a gritar. Salí del banco y le disparé”, explicó a la AFP, Shmuel Abukiya, vigilante de una sucursal bancaria cercana al lugar del ataque, en medio de una calle cubierta de restos de coches que dio vuelta la excavadora.
Decenas de transeúntes que aún estado de shock recibieron rápidamente atención médica en el lugar mientras la policía y los bomberos rescataban a las víctimas que estaban atrapadas en los vechículos.
El sector fue inmediatamente cerrado por la policía.
Es el primer atentado en Jerusalén desde el 6 de marzo pasado cuando ocho estudiantes israelíes de un instituto de estudios talmúdicos de Jerusalén oeste murieron baleados por un palestino que fue abatido poco después.
El ataque del miércoles se produce en momentos en que rige una tregua a la violencia en la franja de Gaza alcanzada por el Hamas e Israel.
En ese contexto, Israel reabrió integramente el miércoles los pasos fronterizos de Nahal Oz y Sufa, entre su territorio y la franja de Gaza, y parcialmente el paso de Karni.


Hizbulá acepta canje

Hassan Nasralá, jefe del Hizbulá libanés, anunció este miércoles haber “aceptado” el acuerdo de canje de prisioneros con Israel, y precisó que sería aplicado “dentro de una semana o dos”.
“Anuncio de manera oficial que el acuerdo ha sido aceptado de nuestra parte y es un caso cerrado; vamos a respetar los trámites que se deben seguir”, afirmó Nasralá en una rueda de prensa. “No voy a fijar una fecha precisa para su aplicación, pero cuanto antes sea, mejor. Creo que en un periodo de una o dos semanas será aplicado”, añadió. “El 15 de julio es la fecha más probable, un poco antes o un poco después”, dijo. “Si yo fijo una fecha, los israelíes la cambiarán”, indicó.
El gobierno israelí aprobó el domingo un acuerdo que prevé el retorno a Israel de los cuerpos de los soldados Eldad Regev y Ehud Goldwasser, capturados en julio de 2006 por Hizbulá en la frontera entre Israel y Líbano.
A cambio, Israel liberará a cinco detenidos libaneses -entre ellos el preso más antiguo, Samir Kantar- y entregará a Hizbulá los cuerpos de ocho de sus combatientes sepultados en Israel, así como otros cuerpos de libaneses. Israel se comprometió además a liberar un cierto número de prisioneros palestinos.
Según algunos ministros israelíes, la aplicación del acuerdo debe tomar entre diez días y dos semanas. Ese plazo es necesario para las pruebas de identificación genética de los cuerpos, precisaron altos responsables israelíes.

Ver comentarios