Enviar
Jelena embajadora UNICEF


Madrid
EFE y redacción

Jelena Jankovic, la joven tenista serbia número tres del mundo y de vida azarosa, pues ha seguido la ruta de varias de sus jóvenes colegas europeas, en una carrera marcada por enfrentamientos fuertes con su progenitor, fue distinguida con un reconocimiento demasiado especial, tras ser nombrada embajadora del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en una ceremonia realizada en Belgrado.
Jankovic nació en esa ciudad el 28 de febrero de 1985 y conquistó en su carrera cinco títulos de la WTA, cuatro de ellos este año, en Auckland, Charleston, Roma y Birmingham (el anterior fue en Budapest 2004).
“Me siento realmente feliz de convertirme en embajadora de UNICEF en Serbia. Es un gran honor para mí e intentaré justificar el papel que me atribuyeron”, indicó la tenista, en declaraciones a los medios de prensa de su país.
“Me motiva la idea de promover entre los jóvenes un estilo de vida sano”, añadió Jankovic, quien se unió a su compatriota Ana Ivanovic, cuarta del mundo, que fue nombrada embajadora de UNICEF en setiembre último.
Con 72 victorias y 22 derrotas esta temporada, Jankovic fue la tenista que más partidos ganó esta campaña.
Jelena se define como una gran trabajadora, pero no quiere olvidar su faceta humanitaria. “Creo que es muy importante ser una campeona sobre la pista y también una buena persona fuera de ella”, dijo la embajadora.
“Hago muchas cosas y para mí significa mucho ayudar a la gente y colaborar por buenas causas”, expresó sobre sus nuevas funciones. “Hacer que la gente sonría un día es muy especial, muy emocional. Me encanta hacer esta clase de cosas, acciones humanitarias, caridad”, dijo.
“Luchar por los derechos de los niños y su bienestar es importante”, prosiguió, “intento conseguir dinero para los pobres y los niños. Siempre jugaré para lograr la mayor cantidad de dinero para ellos”, concluyó.
Ver comentarios