Enviar
Jazz Café mira hacia Escazú

El nuevo local en el oeste costará $1 millón y reunirá lo último en tecnología para iluminación y sonido

Melissa Arce
[email protected]  

La fórmula que dio vida a Jazz Café resultó exitosa, tanto que el actual local en San Pedro se volvió pequeño para acoger a la vasta clientela. Esto llevó al trío de socios a poner sus ojos en el oeste, concretamente en Escazú, donde construirán un nuevo establecimiento con mayor capacidad.
Con un novedoso diseño, el nuevo local costará $1 millón sumando el valor del terreno, la infraestructura y un moderno equipo de audio y luces que permitirá ofrecer las condiciones idóneas para conciertos internacionales.
Tras barajar otros posibles lugares para replicar el Jazz Café original, como Jacó y Liberia, los socios, Iván Rodríguez, Theo Peeters y Carlos Sequeira se decidieron por Escazú, un importante foco de población que además se inserta dentro del perfil de la clientela que buscan.
Lejos de dividir la clientela actual, esta inversión es una oportunidad para capturar otros públicos, afirman sus dueños.
“Son públicos diferentes, estoy casi seguro de que no habrá competencia entre ambos, en San Pedro hay un público más ligado a la academia y se convirtió ya en un punto estratégico e insigne”, comentó Rodríguez.
Jazz Café Escazú estará en una zona rodeada de hoteles por lo que las estrategias de mercadeo y promoción buscarán atraer a los turistas, así como residentes extranjeros y nacionales de la zona.
La programación del nuevo local también variará un poco, además de reunir las condiciones para presentar a más artistas internacionales, la música que llegará a Jazz Café Escazú se orientará más hacia géneros muy buscados por los estadounidenses como el rock y el blues.
Convencido de que Jazz Café ha sido un contrapeso de la cultura popular, Rodríguez consideró que este nuevo escenario permitirá ampliar el público de muchos grupos nacionales y ofrecer más trabajo.
El diseño del nuevo recinto será un homenaje a la arquitectura de sitios como la Fábrica Nacional de Licores o los beneficios de café.
“Nos estamos dando el gusto de planear un lugar con la consigna de que desde cualquier sitio hay un 100% de visibilidad hacia el escenario”, señaló Rodríguez, quien diseñó el concepto del nuevo local.
Jazz Café Escazú tendrá seis niveles para ubicar al público, un nivel cero frente al escenario, un primer nivel donde habrá dos barras para licores y el acceso principal, una zona VIP y mezzanines.
El concepto del diseño del Jazz Café original se mantendrá mediante el uso de las esculturas y materiales como el ladrillo, la madera, el hierro y los pisos lujados.
La parte exterior será como un gran cajón forrado en latas de zinc, al cual se le dará tratamiento para garantizar una buena acústica.
En total serán 623 metros cuadrados de construcción, que distribuidos en las terrazas y área del público, podrán recibir hasta 350 personas, unas 100 más que el local actual.
El nuevo Jazz Café estaría finalizado a principios de 2008.
Ver comentarios