Enviar
Jarra cayó del cielo
Els sacó su experiencia para “robarle” el Abierto a Scott

El hoyo 18 tuvo las dos caras de un deporte tan grandioso y cruel como puede ser el golf.
Adam Scott, quien fue protagonista a lo largo del torneo, fallaba el putt que obliga al desempate y eso le daba el triunfo en el Abierto Británico a un viejo conocido, Ernie Els.
Els minutos antes había metido un gran putt en esa última bandera que levantó de las gradas al público, para dejarle toda la presión a Scott, que después de caminar seguro empezó a sentirla y al final no fue capaz de soportarla.
Se podría decir que sacó el trabajo de la vieja escuela el golfista sudafricano para consagrarse en Royal Lytham, en Inglaterra.
Fue una magnifica ronda para el experimentado golfista sudafricano, que empezó con dos bogeys y cero aspiraciones hasta que comenzó a encontrar el camino en el hoyo diez cuando se apuntó un birdie.
Luego sumó otro en el 12, en el 14 y el último el ya mencionado en la última bandera, para terminar con una ronda de 68 (-2) y un total de 273 impactos.
Scott, quien había arrancado con una sólida diferencia de cuatro golpes y que aspiraba a su primer Grand Slam, tuvo un juego impreciso en los primeros agujeros, en los que sumó tres bogeys y nada más un birdie.
Después en el 14 logró un birdie y ahí pudo sentir que el título quedaba en sus manos, pero sumó cuatro bogeys consecutivos que acabaron con cualquier clase de ilusión del australiano. La última ronda de 75 golpes despedazó los sueños de Scott, de 32 años, que terminó hincado en ese hoyo 18. Pésima ronda.
El tercer lugar fue para Tiger Woods, a quien en los Majors todavía le falta ese paso final y acabó con cuatro impactos del ganador, junto con el también estadounidense Brandt Snedeker.
Es la segunda victoria de Els en el Abierto Británico, tras la lograda en 2002, y su cuarto torneo del Grand Slam (Abierto de Estados Unidos en 1994 y 1997), a sus 42 años.

Consulta: transmisión de ESPN y PGA Tour
Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios