Japón flaquea en segundo trimestre sin inflación
El yen perdió la cuarta parte de su valor contra el dólar, desde que Banco del Japón incrementó las compras de activos en abril de 2013, para llevar la inflación hasta 2%. Bloomberg/LA REPÚBLICA
Enviar

Japón flaquea en segundo trimestre sin inflación

 La economía japonesa se debilitó en el segundo trimestre, en tanto el gasto de los hogares cayó, se fue gente del mercado de trabajo y el indicador clave de la inflación del banco central se frenó hasta cero.
Los precios al consumidor, sin incluir los alimentos frescos, y los efectos del aumento del impuesto sobre las ventas del año pasado se mantuvieron sin cambios en abril respecto del mismo período un año antes.
El gasto de los hogares cayó inesperadamente 1,3% y la producción industrial fue menor que un año antes, cuando el aumento del gravamen provocó una recesión, según datos gubernamentales publicados el viernes.
La debilidad de la economía está generando más preocupaciones al primer ministro Shinzo Abe en la medida que los esfuerzos sin precedente del banco central no consiguen provocar inflación y crece la presión para contener la carga de deuda más pesada del mundo.
El Fondo Monetario Internacional dice que Japón debe implementar una serie de políticas para impulsar el crecimiento y así evitar la dependencia de un yen débil, que esta semana cayó hasta un mínimo en 12 años.
“Los datos pintan un panorama de una recuperación deslucida de Japón”, dijo Shinichiro Kobayashi, economista de Mitsubishi UFJ Research and Consulting Co.
Además agregó que el costo de un yen débil comenzará a superar los beneficios.
El yen perdió la cuarta parte de su valor contra el dólar desde que Banco del Japón incrementó las compras de activos en abril de 2013 para llevar la inflación hasta 2%.
Esta semana, la moneda cayó hasta su nivel más bajo desde 2002, y se negociaba a 123,77 por dólar a las 10:35 horas en Tokio.
El gobernador de Banco del Japón, Haruhiko Kuroda, no considera que las grandes monedas se hayan desviado de los principios económicos fundamentales, dijo esta semana, en tanto el ministro de Finanzas, Taro Aso, dijo que los movimientos del yen fueron “irregulares”.
Estados Unidos y Japón confirmaron el compromiso de no utilizar los tipos de cambio para obtener una ventaja competitiva.
Kuroda se apresta a librar una batalla más prolongada para reactivar la economía de Japón después de que el mes pasado postergó el plazo para alcanzar la meta inflacionaria.
Si bien advirtió sobre una caída temporaria de los precios, él apuesta a que el crecimiento más fuerte impulsado por el petróleo más barato que actualmente está incidiendo en los precios producirá a la larga aumentos en los precios al consumidor.
El banco central confía en que una demanda en alza, una oferta más ajustada y las expectativas de aumentos de precios impulsarán un repunte de los precios al consumidor.
Si bien Kuroda ha dicho que el déficit de mano de obra eventualmente generará presiones inflacionarias en la medida que las empresas aumentarán las remuneraciones para asegurarse trabajadores, los datos de este viernes indican que esa situación todavía no se ha dado.
Una caída de la tasa de desempleo hasta 3,3% en abril reflejó en parte una caída en la fuerza de trabajo.
El mes pasado, abandonaron el mercado de empleo 340 mil  personas, el nivel más alto en más de cuatro años, en tanto el número de empleados se redujo en 280 mil.


Bloomberg
 


Ver comentarios