Logo La República

Lunes, 22 de abril de 2024



ÚLTIMA HORA


Japdeva ve una opción de negocio en la crisis de contenedores

Danny Canales dannycanales.asesor@larepublica.net | Lunes 25 octubre, 2021 02:11 p. m.


Unas torres de contenedores en un puerto
Archivo / La República


El aumento del costo de importar en contenedores, por la escasez de estos recipientes, es una oportunidad a la que Japdeva pretende sacarle provecho en su lucha por sumar nuevos clientes.

El operador portuario estatal está ofreciéndoles a las distintas industrias el trasladar su carga en embarcaciones mixtas, como alternativa a la crisis.

Lea más: Japdeva competirá con Caldera por la atención de buques graneleros

Son buques con capacidad de trasegar carga en contenedores y en paletas.

Japdeva no puede atender barcos portacontenedores, pues es un negocio que maneja APM Terminals de forma exclusiva; pero el mercado de barcos mixtos si lo puede explotar en solitario.

En la actualidad, la carga vía marítima se maneja mayoritariamente por contenedores por ser la opción más ágil y segura.

Pero ante la poca oferta actual de estos recipientes en el mercado, Japdeva ofrece la carga mixta como opción.

Por el momento hay dos empresas que trasiegan productos en buques mixtos y una tercera analiza sumarse en los próximos días, adelantó Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva.

La esperanza que tiene la jerarca es que los números le sean rentables a la nueva empresa para poder conservarla y hasta tratar de atraer a otras.

Es una de las acciones que promueve Centeno para oxigenar a Japdeva, una empresa que arrastra una extensa crisis financiera, agravada con la entrada en operación de APM Terminals.

Lea más: Japdeva otorga premios por “eficiencia y productividad” pese a insolvencia económica

El exceso de personal y los beneficios en su convención colectiva son el origen de su asfixiante situación económica, pues consumían un alto porcentaje de sus ingresos y le impedía invertir en obras de desarrollo para mejorar su eficiencia.

Pero también inversiones equivocadas y la prolongación de medidas de auxilio para prepararla para la entrada del nuevo operador portuario.

Esta situación llevó a Japdeva a la quiebra técnica, lo que motivó al gobierno a someterla a un millonario de plan de rescate.

En una primera etapa se le inyectaron ¢18 mil millones para el cese de más de 700 plazas y estructurar un plan de nuevos negocios. Actualmente se analiza oxigenarla con ¢6 mil millones adicionales, para que pueda cerrar este año y cerrar al menos 100 plazas más.

El plan de rescate promueve además el desarrollo de nuevos negocios, como la transformación del muelle del centro de Limón en una terminal de cruceros con marina y la construcción de un parque industrial en predios de la institución.

A esto se suma los nuevos negocios que pueda incorporar a su cartera, como el primer barco granelero que recibió este fin de semana como alternativa para evitar el desabastecimiento de maíz amarillo y frijol de soya, al evitarle al importador el dar la vuelta por el Canal de Panamá para desembarcar en Caldera.

Y ahora se ofrece como alternativa a la crisis de los contenedores.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.