Enviar
Izquierda mexicana hará plebiscito sobre reforma petrolera

Grupos opositores al gobierno del presidente Felipe Calderón buscan evitar lo que califican de “privatización” de Pemex

La izquierda mexicana llevará a todo el país una consulta popular en varias fases sobre la reforma energética que se discute en el Congreso, entre el 27 de julio y el 24 de agosto, informaron ayer simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, ex candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
El ex aspirante presidencial celebró este domingo una asamblea popular en el Zócalo de la capital mexicana ante miles de seguidores, donde les pidió estar atentos a posibles componendas entre los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) para aprobar la reforma sin suficiente apoyo popular.
El coordinador nacional de la consulta ciudadana, Manuel Camacho Solís, explicó durante el evento que la consulta se realizará en tres fases.
La primera se celebrará el 27 de julio en estados gobernados o con amplia presencia política del PRD, como el Distrito Federal, el Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Hidalgo, Michoacán, Guerrero, Chiapas, Baja California Sur y Zacatecas.
Una segunda fase se lanzaría el 10 de agosto en varios estados del sur de México (Tabasco, Puebla, Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Veracruz y Oaxaca), y la tercera el 24 de agosto en el norte del país, donde el respaldo al PRD y sus socios de izquierda, Convergencia y el Partido del Trabajo (PT) es menor.
“El Comité Técnico Nacional ha decidido extender esta consulta porque cuatro de cada cinco mexicanos, es decir, casi el 80 por ciento de todos, quiere participar en ella. Será el veredicto definitivo para definir sobre el futuro del petróleo de México”, argumentó Manuel Camacho Solís, miembro del equipo de López Obrador.

En el acto, López Obrador invitó a sus seguidores a seguir participando en la defensa por el petróleo, al tiempo que los convocó a estar atentos y listos para movilizarse en caso de que sus contrincantes políticos quieran aprobar la reforma por la vía rápida y sin tomar en cuenta la atención de los ciudadanos.
“Por eso no está de más reiterar desde esta plaza pública que estamos dispuestos a defender el petróleo con toda la determinación y firmeza que exijan las circunstancias”, añadió.
López Obrador, quien se autoproclamó “presidente legítimo” y deslegitima a Felipe Calderón, mandatario mexicano, insistió en que no se aceptará “ningún cambio jurídico que viole la constitución, que privatice el petróleo y que vulnere la soberanía nacional”.
En el acto de ayer, aparte de colaboradores cercanos, estuvo el diputado de Perú, Víctor Islas, y además se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la tragedia ocurrida el pasado 20 de junio en la discoteca New's Divine de la Ciudad de México, donde una estampida derivada de un fallido operativo policial dejó 12 muertos.
El caso mantiene sometido a una gran presión política a Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, a quien elogió en el acto López Obrador.
“No sólo es un buen gobernante y un buen dirigente político consecuente sino que además es un importante promotor del proyecto alternativo de la nación”, concluyó López Obrador.

México
EFE
Ver comentarios