Logo La República

Viernes, 23 de julio de 2021



ÚLTIMA HORA


Italia avisa intenciones de retomar su imperio futbolístico al ganar la Eurocopa

Ronny Gudiño ronnygudino.asesor@larepublica.net | Domingo 11 julio, 2021 04:01 pm

Leonardo Bonucci celebra el gol de Italia
Leonardo Bonucci celebra el gol que significó obligar el alargue. UEFA/La República


Dejemos de asociar a Italia únicamente con el ‘catenaccio’, puesto que para avisar que quiere volver a dominar el mundo futbolero, mostró un despliegue atractivo, justamente contra sus raíces, para ganar la Eurocopa 2020 y así cortar sus años de infortunio.

Derrotó a Inglaterra 2-3 en penales (1-1 en tiempo regular), en Wembley, en quizás su juego menos vistoso, no obstante, en todo momento llevando el peso del partido.

Lo que no cambiaron fue su tradicional sufrimiento, puesto que arrancaron perdiendo en tan solo dos minutos, cuando el lateral izquierdo Luke Shaw, quien inició la jugada, cerró la pinza con un zurdazo a un centro de Kieran Trippier; siendo el gol más tempranero en una final de Eurocopa.

A pesar de eso, y de que el equipo de la rosa planteó una férrea marca, sí hubo contados momentos en el primer tiempo donde esa defensa parecía que iba a ser penetrada; por ejemplo, un tiro de media distancia de Federico Chiesa que se marchó pegada al vertical y un zurdazo débil de Marco Verratti a manos de Jordan Pickford.

En búsqueda de alternativas, Roberto Mancini sustituyó para la segunda parte a Ciro Immobile, de una opaca participación, jugando sin un ‘9’ nato hasta los tiempos suplementarios; en lo que acabó siendo un movimiento clave entre sus gladiadores.

Esto porque, más allá de un cabezazo de John Stones que despejó Gigio Donnarumma, el complemento se caracterizó por la ofensiva ‘Azzuri’; Lorenzo Insigne, tanto con un tiro libre desviado como un remate a quemarropa del cancerbero, y Chiesa nuevamente que obligó al portero a sacarla a ras del césped, dieron ejemplos de ello.

Lea más: La Eurocopa y Copa América nos desnudan

¿El que persevera alcanza? Así fue, pues al 67’ Leonardo Bonucci selló el empate al empujarla sobre la línea, tras un tiro de esquina accidentado que incluyó un rebote entre arquero y palo.

La última en los 90 minutos fue de Domenico Berardi anticipando de volea a Pickford.

Ya para tiempos extra, con todo y el cansancio en ambos bandos, se pueden destacar, para los ingleses, una de Raheem Sterling que no supo si disparar o centrar y permitió que Giorgio Chiellini despejara de barrida y Kalvin Phillips con trallazo cruzado que se fue ancho; para los italianos, un centro de Emerson y una pelota parada de Federico Bernardeschi, que, en ambas, Pickford de forma poco ortodoxa, desvió.

Decidiéndose todo desde una dramática tanda de penales; Belotti y Jorginho fallaron, pero entre Donnarumma que tapó dos penales y la decisión errónea en retrospectiva de Gareth Southgate de seleccionar a dos jugadores recién ingresados para que cobraran, los italianos acabaron dejándose así el mote de 'emperadores de Europa'.

Siendo este un torneo donde se concreta lo que años atrás intentaron sin éxito: volver a la gloria al mismo tiempo que cambiaban su tradicional estampa.

La Italia de Conte daba sus muestras de desligarse del estigma de un equipo meramente defensivo, pero quedó corta en la Euro 2016, lo que no hacía prever el descalabro que representaría quedarse por fuera de la justa mundialista de Rusia 2018.

Lea más: Eurocopa y Copa América se trasladan al 2021

Antes incluso, previo al otro fracaso en Brasil 2014, el torneo continental del 2012 celebrado en Polonia y Ucrania, con Prandelli al mando denotaba intenciones de un juego distinto, pero con todavía carencia en algunas posiciones (pasó de la algarabía de pasarle por encima a Alemania en las semifinales a dar una pobre imagen en la final contra España).

Hasta que esta escuadra de Mancini terminó de romper esquemas; una vez conquistada Europa –su segundo campeonato continental en la historia-, su próximo paso será intentar ampliar el dominio al resto del mundo, al competir por su quinta estrella de campeón mundial de fútbol el año entrante.

Detalles

Lugar: Wembley Stadium, Londres

Árbitro: Björn Kuipers (Países Bajos).

Goles: 1-0 (Luke Shaw 2’).

1-1 (Leonardo Bonucci 67’).

Penales: 0-1: Domenico Berardi.

1-1: Harry Kane.

1-1: Atajó Jordan Pickford el cobro de Andrea Belotti.

2-1: Harry Maguire.

2-2: Leonardo Bonucci.

2-2: Erró contra el poste Marcus Rashford.

2-3: Federico Bernardeschi.

2-3: Atajó Gianluigi Donnarumma el cobro de Jadon Sancho.

2-3: Atajó Pickford el cobro de Jorginho.

2-3: Atajó Donnarumma el cobro de Bukayo Saka.

Alineaciones

Inglaterra: Jordan Pickford; John Stones, Kyle Walker (Jadon Sancho – 120’), Harry Maguire, Kieran Trippier (Bukayo Saka – 70’), Luke Shaw; Declan Rice (Jordan Henderson – 73’ {Marcus Rashford - 120’}), Kalvin Phillips, Mason Mount (Jack Grealish – 99’), Raheem Sterling; Harry Kane. DT: Gareth Southgate

Italia: Gianluigi Donnarumma; Giovanni Di Lorenzo, Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini, Emerson (Alessandro Florenzi – 117’); Jorginho, Nicoló Barella (Bryan Cristante - 54’), Marco Verratti (Manuel Locatelli – 96’); Federico Chiesa (Federico Bernardeschi – 85’), Lorenzo Insigne (Andrea Belotti – 90’), Ciro Immobile (Domenico Berardi – 54’). DT: Roberto Mancini.



NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.