Enviar
Istmo y México serían más vulnerables a crisis EE.UU.

Demás países de América Latina estarían bastante más protegidos de las turbulencias que puedan afectar a la economía estadounidense

Davos, Suiza
EFE

Las economías de México y Centroamérica son las más vulnerables de la región a las fluctuaciones de la crisis estadounidense, mientras que las de Sudamérica se encuentran más a salvo, según los expertos del Foro Económico Mundial.
“México y Centroamérica exportan un alto porcentaje de su PIB a Estados Unidos, esto las hace mucho más vulnerables a los vaivenes de la economía norteamericana, mientras que las economías de Sudamérica están más diversificadas y por tanto más protegidas”, dijo a Efe Emilio Lozoya, jefe del sector de Latinoamérica del Foro Económico Mundial.
Desde que la crisis de las hipotecas de alto riesgo (“subprime”) surgió en 2007 en Estados Unidos, el miedo a una recesión en la mayor economía del planeta y su contagio al resto de países del mundo se intensifica día a día.
Según los datos que maneja el Foro provenientes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, las exportaciones de México hacia Estados Unidos como porcentaje de su Producto Interno Bruto (PIB) representaron de 2003 a 2005 casi el 25% del total.
“Es un nivel bastante alto. Estar por encima del 20% ya es un nivel de dependencia considerable”, agregó Lozoya.
“De hecho, de la región, sólo México había desarrollado una estructura de sector hipotecario amplia, por esa razón, México también quedará más afectada que el resto”, agregó el economista del Foro.
Venezuela, con más de un 16%; Costa Rica, con casi el 15%; Ecuador con más de un 12%; Colombia con casi un 7%, y Honduras y Nicaragua, con más de un 6%, son las otras naciones que pueden verse más afectadas.
Según las mismas fuentes, Chile y Guatemala, rozando el 5% de sus exportaciones hacia Estados Unidos con respecto a su PIB, estarían más protegidas.
El resto de países de América Latina estarían bastante más protegidos de las turbulencias que puedan afectar a la economía estadounidense.
Las exportaciones como porcentaje del PIB de Perú, Bolivia y Uruguay hacia Estados Unidos fueron alrededor del 4%, mientras que las de Panamá, Brasil, Argentina y El Salvador se sitúan cerca del 3%, y las de Paraguay no alcanzan el 2%.
“Estas economías están mucho más diversificadas, eso es muy positivo porque si sus exportaciones están alrededor del 3,5% van a sufrir mucho menos la volatilidad de los mercados financieros estadounidenses”, apostilló Lozoya.
La misma opinión demostró ayer el director financiero de la petrolera estatal brasileña Petrobras, Almir Barbassa, quien afirmó en el marco de la reunión anual del Foro de Davos que Brasil sufriría las consecuencias de una eventual crisis en Estados Unidos, pero menos que otras naciones de la región.
“Brasil, a medio plazo sufrirá, pero no tanto como otros países que están más relacionados económicamente con Estados Unidos”, aseguró Barbassa, quien agregó que su país es el mejor preparado de la región.
América Latina en su conjunto exportó a Estados Unidos con respecto a su PIB poco más de un 10%.
Por otra parte, Lozoya considera que la región está, en general, mucho más a salvo de las fluctuaciones de la economía estadounidense que en el pasado.
“América Latina está en una situación mucho mejor, porque la volatilidad antes pegaba en la deuda externa, que era en dólares. Ahora mucha de esa deuda es en moneda local, con lo cual los países están mejor preparados para enfrentar una crisis en Estados Unidos”, especificó el economista del Foro.
“Para encontrar un período similar en la historia económica reciente de la región, con un crecimiento del PIB per cápita parecido, hay que remontarse 40 años”, señaló Lozoya.
El presidente del Banco Central de México, Guillermo Ortiz, compartió esa opinión en una declaración realizada ayer durante su intervención en el Foro de Davos.
“Hoy Latinoamérica, en una perspectiva macroeconómica, es más sólida que nunca, al menos en todo lo que yo he visto en mi vida”, apuntilló.
De 1967 a 1974 se vivieron años de crecimiento del PIB per cápita similares a los del último lustro, según los datos aportados por las mismas fuentes.
Durante los últimos cuatro años la región en su conjunto ha estado creciendo a niveles superiores al 4%, y se espera que en el 2008 el crecimiento del PIB sea del 4,7%.
Ver comentarios