Istmo protegería a productores
Enviar
Representantes de la región prometen luchar por salvaguardas bilaterales en negociación con Europa
Istmo protegería a productores

• Medidas se buscarán en la segunda ronda del acuerdo de asociación, que comienza el lunes
• Negociaciones terminarían el próximo año

Israel Aragón
[email protected]ública.net

Las enormes diferencias entre el mercado de Europa y Centroamérica obligarían a esta última región a buscar por todos los medios garantizarse vías para aprovechar el acuerdo de asociación entre ambas regiones.
Por esta razón el istmo llegará a Bruselas la próxima semana, donde se celebrará la segunda ronda del acuerdo, a proponer diferentes formas de proteger a los productores nacionales.

Una de las áreas que se deberán resguardar es la de las llamadas denominaciones geográficas, parte de la mesa de propiedad intelectual, ubicada dentro del pilar comercial del acuerdo.
Europa protege varios de sus productos con este tipo de medidas de origen, al ponerles nombres según la región en donde se producen.
Ejemplo de ello son los quesos Manchego, de España; el Roquefort, de Francia; el parmesano, de Italia, y el Cheddar, del Reino Unido; o las bebidas alcohólicas, como el Champagne, de la zona francesa del mismo nombre.
En la negociación comercial los europeos buscarían proteger estas denominaciones ante productos nacionales que las utilizan.
Para evitar que los productos nacionales se vean afectados, la región buscará ampararse en el artículo 24 del acuerdo multilateral sobre los Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC), de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que establece las excepciones a la aplicación de la regla.
En él se señala que las denominaciones usadas de buena fe como marcas de productos desde diez años antes del acuerdo, de abril de 1994, se podrán seguir utilizando aunque interfieran con denominaciones geográficas, al igual que aquellas marcas que se hayan utilizado antes de que se protegieran como denominación geográfica en su país de origen.
“Lo que estamos tratando es de resguardar todas las excepciones del artículo 24 del ADPIC, aunque este todavía se pueda modificar en la OMC”, dijo María José Cordero, negociadora de la mesa de propiedad intelectual.
Aunque este será un tema a tratar a lo largo de la negociación, las pretensiones se plantearían la próxima semana ante Europa, durante la segunda ronda del acuerdo de asociación que se celebrará en Bruselas.
“Son siete disciplinas las que abarca propiedad intelectual, que se irán abordando en las diferentes rondas. Por ahora se están acordando las obligaciones de las partes, a lo que se comprometerá cada uno, y en eso el objetivo es quedarnos con lo que tenemos en ADPIC”, agregó Cordero.
Actualmente la legislación nacional se rige por el principio de “primero en tiempo, primero en derecho”, por lo que el país espera que se respeten las marcas propias.
Otra área en que la región buscará aplicar salvaguardias, pero más allá de las establecidas en la OMC será en la de importaciones. En este tema Centroamérica busca que el acuerdo con la Unión Europea (UE) establezca salvaguardas bilaterales, de aplicación automática, para proteger la producción nacional.
El objetivo es “buscar nuevos mecanismos de protección en caso de que las importaciones masivas afecten a los productores nacionales”, afirmó Esteban Agüero, coordinador de la mesa de Defensa Comercial.
Estas medidas podrían incluir la opción de regresar a los aranceles originales, o la posibilidad de aplicar un impuesto a las importaciones una vez que estas excedan determinado volumen.
Las medidas también evitarán que se den prácticas de comercio desleal, como el dumping —venta de productos importados a precios menores de los de los artículos locales— y los subsidios estatales, de gran importancia en el caso europeo.
Roberto Echandi, jefe del equipo negociador costarricense, dijo que desde la primera ronda de negociación, celebrada en octubre en el país, Centroamérica logró ganar la credibilidad ante los europeos y convencerlos de que la negociación entre ambas regiones es la más promisoria, por tener posibilidades reales de concluirse pronto a pesar de estar apenas iniciándose.
“Prueba de ello es que en octubre no habían (los europeos) dado un calendario de negociación para 2008, y ya acordamos cinco rondas para este año, lo que para la velocidad de la Unión Europea es mucho, y significa que vamos a empezar a negociar en serio”, dijo Echandi.
Actualmente la Unión Europea tiene negociaciones abiertas con los países del Golfo Pérsico, con la Comunidad Andina, el Mercosur, con Corea y la India, entre otros.

Ver comentarios