Enviar
Presidentes de Centroamérica analizan reformas al Plan Puebla Panamá
Istmo se alía por seguridad regional

Carlos Jesús Mora y EFE
[email protected]

Los presidentes de la región centroamericana promovieron una nueva declaración conjunta para fomentar la seguridad ciudadana en la región.
El pasado viernes en el marco de la reunión de presidentes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) celebrada en El Salvador, los mandatarios aprobaron el Plan de Acción con Costos de la Estrategia de Seguridad Centroamericana, que contiene los importes aproximados que la región ha considerado necesarios para ejecutar diversas acciones conjuntas.
Asimismo, aprobaron el Plan de Acción con Costos del Proyecto de Asistencia Técnica y Respuesta Regional: marco estratégico regional para la prevención, reducción, tratamiento y rehabilitación de las personas menores de edad en riesgo social o en conflicto con la ley.
Estos acuerdos figuran en la Declaración Conjunta, donde no se mencionan cifras, pero el jueves la Cancillería salvadoreña, en un comunicado, dijo que el importe global ascendería a $990 millones.
El tema de los derechos humanos no estuvo ausente en el encuentro.
Los presidentes aprobaron la creación de una fuerza común de mantenimiento de paz y expresaron su preocupación por la “Directiva de Retorno”, aprobada por la Unión Europea (UE) sobre los emigra
ntes ilegales.
En su declaración especial sobre migración, expresan su preocupación por la aprobación en el Parlamento Europeo de la iniciativa para vigilar a extranjeros que residan en forma ilegal en los países que conforman la UE.
Los jefes de Estado señalaron las consecuencias “violatorias que dicha decisión tendría para los derechos humanos y la dignidad de las personas, a la vez que deploramos la penalización del emigrante, y
a que desconoce su contribución al desarrollo económico y cultural de los países receptores”, señala la declaración conjunta.
Asimismo, pidieron a los negociadores centroamericanos del Acuerdo de Asociación con la UE que procuren “un trato humano y diferenciado” para inmigrantes de la región.
“La defensa de los derechos humanos de los emigrantes legales o ilegales debe ser parte de una función fundamental hoy que la Unión Europea ha dado un símbolo de retroceso en ese sentido”, expresó el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, en un discurso en el acto de clausura de la cumbre.
Ayer mismo tras la reunión en El Salvador, los mandatarios se desplazaron hacia Tuxtla, en México, donde este sábado los delegados presidenciales del Plan Puebla Panamá le presentarán a los presidentes las reformas a las que se someterá el acuerdo, pues tal y como lo dio conocer LA REPUBLICA el mes pasado, en estos siete años de vigencia sus resultados no han sido palpables en la región.


Ver comentarios