Enviar
Países presentaron propuestas diferentes a Europa para adecuarlas a la realidad de cada uno

Istmo difiere en oferta de servicios

Costa Rica presentaría la principal discrepancia al no haber abierto seguros y telecomunicaciones


Israel Aragón
i[email protected]

Los países centroamericanos no presentaron a la Unión Europea una única oferta de acceso a servicios, sino que cada nación ofreció una propuesta diferenciada.
La razón de ello radica en las diferentes regulaciones, condiciones y grados de apertura del sector en cada uno de los países del istmo.
El principal discordante es Costa Rica, al no haber abierto aún los monopolios estatales de los sectores de seguros y telecomunicaciones.
El miércoles anterior la Sala Constitucional resolvió que el proyecto de Ley General de Telecomunicaciones no tiene vicios de inconstitucionalidad; sin embargo, señaló que la Asamblea incurrió en errores a la hora de darle su debido procedimiento, por lo que deberá repetir parte de él.
“En cuanto a servicios se recibió una oferta europea única, a diferencia de la de Centroamérica, que tomó en cuenta las legislaciones de cada país”, indicó Johanna Hill, viceministra de Economía de El Salvador y actual vocera regional, en declaraciones ofrecidas al diario salvadoreño La Prensa Gráfica.
Esta es la primera vez que, en el proceso de negociación con Europa, cada país presenta una propuesta diferente al bloque económico, pues uno de los requisitos es que el istmo negocie en conjunto.
No obstante, Hill aclaró que ya se había acordado con la UE que la oferta de acceso de ese sector específico se presentaría de esa forma.
De acuerdo con lo manifestado por distintas autoridades europeas a lo largo del proceso de negociación, el acceso a Centroamérica en el área de servicios es una de los temas que más les interesa en el pilar comercial del acuerdo.
Representantes como Petros Mavromichalis, jefe para México y Centroamérica de la Dirección General de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, y la delegación de la Comisión Europea para Costa Rica y Panamá, han manifestado que el fuerte de Europa son los servicios y en ellos se centraría la mayor parte de la inversión que podría generarse con el acuerdo.
Tradicionalmente el Viejo Continente ha destacado a través de empresas de seguros, bancos, puertos, telecomunicaciones y aquellas relacionadas con concesiones administrativas.
Desde el pasado miércoles y hasta hoy los equipos negociadores de Centroamérica se reúnen en El Salvador para preparar las contrapropuestas a la oferta de acceso a mercados presentada por los europeos, que junto con la regional se discutirá en ese país durante la tercera ronda de negociación.
El documento presentado por los europeos descartó de la canasta de libre comercio a productos clave para el istmo, como el banano, el café, la piña y el azúcar. Además incluyó una canasta de artículos no especificados, que no habría sido acordada previamente.


Ver comentarios